Fab Labs: espacios de creación y colaboración

Fab Lab en Amsterdam

Fotografía de Rory Hyde

Los “laboratorios de fabricación”, o fab labs, son espacios de trabajo equipados con herramientas para el diseño y la elaboración digital de objetos, como impresoras 3D, máquinas para cortar y dar forma a distintos materiales, o herramientas para trabajar con componentes electrónicos. El primer espacio de estas características surgió en 2001 en el Center for Bits and Atoms del Massachusetts Institute of Technology (MIT), con el objetivo de generar un laboratorio de fabricación digital. En la actualidad, la iniciativa se ha extendido a numerosos países, y existen laboratorios de fabricación asociados a distintos tipos de organizaciones como centros de investigación, universidades, o incluso bibliotecas públicas.

El objetivo principal de los fab labs es proporcionar tanto el espacio como las herramientas necesarias para llevar a cabo labores de diseño y fabricación de productos. Esta iniciativa hace hincapié en el carácter local de la fabricación, ofreciendo a cualquier persona la posibilidad de desarrollar sus ideas y productos por sí mismos, sin tener que derivar partes del proceso a otras personas o empresas por falta de recursos. Al ser un espacio compartido, también promueve el trabajo colaborativo entre profesionales y el surgimiento de nuevos proyectos e ideas.

Fab Lab biblioteca Allen County

Fotografía de Government Technology

En Estados Unidos, este tipo de espacios están empezando a proliferar en las bibliotecas públicas, haciéndolos más accesibles para el público general. Dos ejemplos del buen uso de estas instalaciones pueden encontrarse en las bibliotecas públicas de Allen County, en Indiana, y Fayetteville, en Nueva York. En la primera, el laboratorio se encuentra en un tráiler de más de 15 metros de largo estacionado en su aparcamiento, mientras que en la segunda se ha establecido de manera permanente dentro de su edificio.

Además de permitir a la gente utilizar los laboratorios de manera autónoma, o con la ayuda del personal, ambas bibliotecas organizan también cursos y talleres sobre el funcionamiento y la utilización de los aparatos, generalmente impartidos por profesionales voluntarios.

En España existen algunos de estos laboratorios de fabricación colectivos, como el del Centro de Arte y Creación Industrial, situado en la Universidad Laboral (Gijón), el del Institut d’arquitectura avançada de Catalunya (Barcelona) o el Fab Lab de León.

Para saber más:

Listado de fab labs en el mundo

Entrevista con Neil Gershenfeld, impulsor de los fab labs

Fab labs en las bibliotecas públicas en EEUU (en inglés)