La Comisión Europea trabaja para la integración de la población gitana

Los 28 Estados miembros de la Unión Europea se han comprometido a aplicar una serie de recomendaciones, propuestas por el Consejo de Empleo, Política Social, Sanidad y Consumidores (EPSCO) de la Comisión Europea, para intensificar la integración económica y social de las comunidades gitanas.

La Recomendación, que se basa en los informes de la Comisión sobre la situación de los gitanos en los últimos años, se centra en cuatro ámbitos que los dirigentes de la UE han fijado como objetivos comunes de cara a la integración de los gitanos al amparo del Marco de Estrategias Nacionales de Integración de los Gitanos: el acceso a la educación, el empleo, la sanidad y la vivienda.

Para aplicar medidas destinadas a conseguirlos, insta a los Estados miembros a asignar fondos no solo de la UE, sino también nacionales y del tercer sector, a la integración de los gitanos.

Banderas de la Comisión EuropeaAunque la Recomendación no es jurídicamente vinculante, se espera que los Estados miembros pongan en práctica ahora medidas concretas para cambiar la situación de la población gitana a pie de calle, y la Comisión volverá a informar sobre los progresos realizados por los Estados miembros en la primavera de 2014.

La integración de los gitanos redunda en interés de los Estados miembros, especialmente de aquellos en los que existe una gran minoría gitana. Los gitanos representan un porcentaje importante y creciente de la población en edad escolar y, por lo tanto, de la futura población activa. Unas políticas de activación laboral eficaces y unos servicios individualizados y accesibles de apoyo para los solicitantes de empleo gitanos son esenciales para que la población gitana aproveche su potencial y participe activamente y en pie de igualdad en la sociedad.

Se han destinado en conjunto unos 26.500 millones de euros desde Europa a proyectos de integración social en el período comprendido entre 2007 y 2013. Los Estados miembros se encargan de gestionar estos fondos, así como de seleccionar los proyectos concretos. Gran parte de la financiación se destina a proyectos dirigidos a los grupos marginados socialmente en general y no necesariamente a las comunidades gitanas en particular.

Se puede ampliar la información en el documento (PDF) con las recomendaciones del Consejo a los Estados Miembros y en la nota de prensa publicada en su web.

Imagen: Wikimedia