Las arrugas del mundo. Premio Nacional de Educación para el Desarrollo Vicente Ferrer

EL IES Nuestra Señora de la Almudena de Madrid fue otro de los centros educativos ganadores de la V edición del Premio Nacional de Educación para el Desarrollo Vicente Ferrer. Este proyecto pretende sensibilizar y concienciar al alumnado del IES sobre la realidad de las personas mayores en el ámbito familiar y en el ámbito social y global.

Solo desde el conocimiento de su realidad sabrán valorarlas, respetarlas y quererlas. Indican que son conscientes de que ninguna acción humana es inocente y, pretenden que las actividades del centro, principalmente académicas e instructivas, casi asépticas, sin perder su carácter formativo, se impregnen de contenido social y se ubiquen fuertemente en el mundo que nos ha tocado vivir y que así el alumnado adquiera conciencia de la problemática que rodea las relaciones humanas y tenga la capacidad de actuar según su criterio y posibilidades.

El desarrollo que efectuaron permitió dar continuidad en el tiempo a este proyecto más allá del curso escolar y favorecer la comprensión humana, que promueve valores y actitudes relacionados con la solidaridad, la justicia social y busca vías de acción para alcanzar un desarrollo humano sostenible.

Una gran parte del alumnado del centro procede de familias inmigrantes, lo que supone una riqueza multicultural que se hace palpable en el respeto a la diferencia en la vida del centro. En el centro conviven alumnos provenientes de los siguientes países: Argentina, Bangladesh, Bolivia, Brasil, Bulgaria, Cabo Verde, Camerún, China, Colombia, Ecuador, Filipinas, Marruecos, México, Moldavia, Paraguay, Perú, Polonia, República Dominicana, Rumanía, Rusia y Venezuela; lo que hace que en muchos casos sus mayores “abuelas y abuelos” vivan con ellos y sean los encargados de su cuidado o estén tan lejos, en sus países, que sea difícil la comunicación y el afecto.

Los adolescentes y las personas mayores viven en mundos paralelos, muchas veces se ignoran o pasan desapercibidos unos para otros. En la plaza de la Remonta de Madrid se cruzan y, a veces, se miran con recelo, pero no se ven ni se dirigen la palabra.

Con las actividades de sensibilización desarrolladas a lo largo del proyecto quisieron aportar su granito de arena para cambiar estas actitudes, conseguir que se conozcan, se respeten y apoyen mutuamente. Indican, asimismo, que deben meditar sobre los valores que hay que fomentar en el alumnado; éstos se traducirán en comportamientos y acciones de su vida cotidiana y se trasladarán a la sociedad para transformarla. En su modelo de enseñanza debe primar una educación intercultural que integre a todo el alumnado en una sociedad democrática, sin fragmentaciones, que reconozca sus diferentes características sociales y culturales, la diversidad de sus orígenes y capacidades y que conciba todo ello como un hecho de incalculable valor educativo y social. Una Educación para el Desarrollo debe actuar sobre todos los sectores implicados.

Finalmente, afirman que han pretendido formar a ciudadanos y ciudadanas del mundo. La presentación de diapositivas es la herramienta con la que los docentes del centro, asistentes al seminario de intercambio y formación en buenas practicas en educación para el desarrollo, trasladaron su proyecto al resto de centros premiados.

Por otra parte, en este vídeo presentan una parte de las entrevistas que los alumnos realizaron a los socios del Centro Municipal para Mayores “La Remonta”. Los objetivos de estas entrevistas eran descubrir “el mundo” de sus mayores y ver las cosas desde su perspectiva. Se trata de entrevistas testimoniales cuya finalidad es perfilar una biografía de los entrevistados. Los alumnos de 2º de la ESO interpretaron los roles de entrevistadores, de cámaras y de fotógrafos.