Consulta regional apoyada por la UNESCO en América Latina

Se ha realizado una consulta con el objetivo de entender en qué forma las políticas educativas de América Latina y el Caribe responden a los principios de cultura de paz, y si se están promoviendo los derechos humanos, la paz y la convivencia democrática, desde la legislación hasta las prácticas en los centros educativos, pasando por los programas, currículo, materiales y la formación docente. Por ello, para esta consulta se invitó a actores sociales diversos a reflexionar sobre el tema, incluyendo estudiantes y docentes.

Consulta UNESCOA partir de este ejercicio de escucha esta primera investigación exploratoria sobre el tema realizada por la Campaña Latinoamericana por el Derecho a la educación (CLADE), con el apoyo de la OREALC/UNESCO Santiago gracias a la Cooperación Española, aporta a una visión panorámica sobre los desafíos y posibilidades de la educación en derechos humanos en nuestros sistemas educativos. Con ella, se quiere contribuir a la construcción colectiva del conocimiento, al debate y al desarrollo de políticas para la convivencia, la cultura de paz y la reducción de la violencia en las escuelas de América Latina y el Caribe.

La educación se declaró como derecho humano básico para todas las personas hace más de 60 años, y se consagró en la Declaración Universal de los Derechos Humanos en 1948. Desde entonces, se ha reafirmado en el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (1966), en la Convención sobre la Eliminación de la Discriminación Contra las Mujeres (1979) y en la Convención sobre los Derechos del Niño (1979), entre muchos otros instrumentos internacionales de derechos humanos.

La CLADE es un movimiento de la sociedad civil que trabaja para poner fin a la crisis mundial en la educación. Su misión es asegurar que los Estados actúen para hacer realidad el derecho de todos y cada uno a una educación pública, gratuita y de calidad. Es una red plural de organizaciones de la sociedad civil presente en más de 15 países de América Latina y el Caribe, que actúa en defensa del derecho a una educación pública, gratuita y de calidad para todos y todas, de responsabilidad del Estado. La CLADE plantea que el propósito de la educación, señalado en distintos instrumentos internacionales ratificados por los Estados Nacionales, debe orientarse hacia el pleno desarrollo de la personalidad humana y del sentido de su dignidad y deberá fortalecer el respeto por los derechos humanos, las libertades fundamentales, la justicia y la paz. Tal como afirma el Protocolo de San Salvador:

"La educación debe capacitar a todas las personas para participar
efectivamente en una sociedad democrática y pluralista (y) lograr
una subsistencia digna"

Se puede consultar el informe publicado así como ampliar la información en la Web de la UNESCO Santiago.