Presentación de un estudio sobre “Hábitos alimentarios y estilos de vida de los universitarios españoles”

 

El 8 de febrero se presentó en la Universidad CEU San Pablo una investigación llevada a cabo por esta universidad junto con la Fundación Española de la Nutrición (FEN) sobre los “Hábitos alimentarios y estilos de vida de los universitarios españoles”, en la que han participado cerca de 1.000 universitarios de 21 centros superiores del país. Se trata de la primera investigación global que se hace sobre los estudiantes universitarios españoles y muestra una radiografía de la alimentación y estilo de vida de esta población. Sus autores recalcan que “se alimentan mejor de lo que percibe la sociedad”. Cabe destacar las siguientes conclusiones del estudio:

  • Un porcentaje reducido de los universitarios sigue las pautas de la dieta mediterránea, ya que la mayoría toma muchas proteínas pero presenta carencia de cereales, legumbres, frutas, verduras o aceites, lo que provoca un déficit de micronutrientes (hierro, magnesio, potasio, vitamina A, D y E, Cinc y ácido fólico).
  • A pesar del desarraigo a la dieta mediterránea, el 72,9% de los universitarios tiene un peso normal, frente al 6,3 % que presenta un peso insuficiente y el 20,6% que tiene sobrepeso, la mayor parte de ellos hombres. Preocupa que el 11 % de las mujeres tenga un peso insuficiente.
  • El 92,7% realiza entre 3 y 5 comidas al día. La del mediodía es considerada la principal. El 93% “toma algo” en el desayuno, pero solo el 36,4% alcanza el aporte de energía recomendado para esta ingesta.
  • La bebida mayoritaria es el agua y es tomada por el 86% de los universitarios, pero la cantidad media es inferior a la recomendada (2 l/día).
  • El consumo medio de cerveza entre los consumidores (56%) es moderado (menos de una caña al día), y el 70,1% de los que la toman la suelen acompañar de alimentos, costumbre muy saludable propia de la dieta mediterránea.
  • Otras bebidas fermentadas como vino, sidra y cava son consumidas en menos cantidad, adecuándose al patrón de consumo moderado.
  • El consumo de bebidas alcohólicas de alta graduación es elevado y se realiza principalmente por la noche, en fines de semana y sin acompañar de alimentos.
  • Solo el 60% de los universitarios practican deporte.
  • El 24,6% es fumador, con una media de 8,1 cigarrillos al día.
  • La crisis ha incrementado, como tendencia positiva, que los universitarios cocinen en casa.

En el futuro está previsto replicar este estudio para poder analizar la evolución de los hábitos alimenticios y estilos de vida de los universitarios en España.