Lectura fácil: formación en el CNIIE

El próximo día 2 de abril comenzará el curso de formación en fácil lectura que impartirá la Cooperativa Altavoz al personal del Centro Nacional de Innovación e Investigación Educativa.

La fácil lectura es una técnica de redacción y publicación orientada a la inclusión porque facilita la comprensión lectora y permite hacer accesibles los contenidos al conjunto de los ciudadanos, especialmente al colectivo de personas con discapacidad. Ha demostrado su eficacia en la comunicación y transmisión de mensajes a todo tipo de públicos, ya que sistematiza criterios de redacción para tratar de acercar la lectura a todos. Esta estandarización que se pretende generar no es homogénea y para cada situación requiere una concreción específica. No obstante, los textos de fácil lectura presentan características generales como, por ejemplo, ser concisos, utilizar un lenguaje simple y directo, expresar una sola idea por frase o limitar el uso de tecnicismos, abreviaturas e iniciales.

La definición de “lectura fácil” se afianzó en 1997 con la publicación de las Directrices para materiales de lectura fácil” de la Federación Internacional de Asociaciones de Bibliotecarios y Bibliotecas (IFLA), revisada posteriormente en 2010. Este documento era la primera guía para elaborar textos en lectura fácil aplicando unas pautas determinadas. La lectura fácil queda definida en dicha publicación como “la adaptación que permite una lectura y una comprensión más sencilla”. Es decir, no es suficiente con que el texto sea legible (por ejemplo, utilizando letras de mayor tamaño), sino que también debe tener una estructura y un vocabulario que permitan el entendimiento del contenido por el mayor número de personas posible.

Cportadaon este curso de formación, el CNIIE posibilita la actualización de los conocimientos de las personas que diariamente trabajan por la inclusión educativa, tratando así de contribuir activamente a la consecución del derecho de accesibilidad universal que cualquier ciudadano posee. En él se abordarán temáticas relativas a la discapacidad intelectual y los derechos de estas personas, al modo de incorporar la lectura fácil en la legislación actual y también se realizará un análisis de las normas europeas de lectura fácil y comunicación para todos. Asimismo, se estudiarán otras directrices para hacer fácil la compresión de otros formatos además del textual. Este marco de trabajo teórico irá acompañado de una formación de carácter práctico que permitirá que los conocimientos generados se implementen de manera inmediata en la actividad cotidiana.

En la misma línea, el CNIIE, comprometido con la divulgación de la innovación, está trabajando en la elaboración de una guía práctica de lectura fácil que ofrezca las directrices básicas para su utilización en los centros educativos.

Hay numerosos ejemplos de textos adaptados a lectura fácil, como por ejemplo la Convención de Naciones Unidas sobre los Derechos de las personas con discapacidad en fácil lectura.