Curso de verano: La oralidad en el siglo XXI: de las calles a las aulas pasando por la red

¿Qué fue de la oralidad en esta sociedad tecnificada e hiperconectada? ¿Ha perdido importancia con respecto a la escritura? ¿Se mantiene como vía de transmisión de la cultura y los valores sociales? ¿Sabemos cómo desarrollar la competencia en comunicación oral en las aulas? ¿Somos buenos comunicadores ante nuestros alumnos y alumnas?

Todas estas preguntas ponen el dedo en la llaga de una sociedad que parece poner la transmisión de la cultura sobre el texto escrito. Pero la cultura oral siempre fue rebelde con respecto a la escrita y se mantuvo bajo distintas formas, circunstancias y condiciones. Permanece en nosotros, de manera poco consciente a veces, manteniendo su vía de transmisión o irrumpiendo con fuerza en el territorio de la escritura. Es más, la cultura de la letra y la cultura del libro están migrando hacia Internet y esta, a su vez, está evolucionando hacia una nueva época en que lo audiovisual está señalando el camino de la transmisión de la cultura basada en la neo-oralidad.

webcamLas Redes se están transformando en un ágora multiconectada en la que cada cual puede expresarse libremente, no sin antes pagar un precio: el de estar produciendo datos que otros aprovechan para obtener beneficios.

Y todo esto sucede mientras nuestros jóvenes están zambullidos en una conectividad casi plena. Participan en foros, graban vídeos, los comparten, se comunican por videoconferencia…

Pero ¿saben expresarse oralmente los estudiantes? ¿Sabemos qué hacer para desarrollar en ellos y ellas esa competencia comunicativa? En la escuela prevalece lo escrito sobre lo oral, porque lo escrito pertenece al territorio de lo controlable, de lo que se puede medir y, por tanto, evaluar. ¿Cómo introducir la oralidad en el currículo? Si aprender es la capacidad de preguntarse, buscar información, evaluarla, elaborarla y producirla para resolver un problema o crear en el más amplio sentido, ¿sabemos conducirlos por el territorio de la oralidad para que generen su propio conocimiento?
niña_micro_300

¿Y nosotros, los docentes? ¿Somos buenos transmisores orales de la cultura, del saber? ¿Tenemos formación suficiente para seducir con la palabra (el katéjein, que decían de Sócrates) a nuestros estudiantes?
Por todas estas razones, desde el equipo “Alfabetizaciones Múltiples”, del CNIIE, hemos acudido a los principales expertos en la materia para, en colaboración con el INTEF y la UIMP, organizar el curso de verano “La oralidad del siglo XXI: de las calles a las aulas pasando por la red”. Desde un punto de vista teórico-práctico, analizaremos las cuestiones tecnológicas, sociológicas, antropológicas y literarias de todo ese imparable proceso que está cambiando la vida de todos y  plantearemos estas y otras muchas preguntas para tratar, entre todos, de obtener respuestas.

Porque, según decía Cervantes, “quien busca, halla”.

¡Os esperamos!

Puedes encontrar más información e inscribirte en el siguiente enlace: http://goo.gl/x8n9jG

Ilustración imagen destacada: N. Monjo