Curso “La oralidad del siglo XXI: de las calles a las aulas pasando por la red”

La tercera entrega de los vídeos del curso “La oralidad del siglo XXI: de las calles a las aulas pasando por la red” organizado por Leer.es, el INTEF y la UIMP se centra en la ponencia del profesor e investigador Luis Díaz Viana titulada “La oralidad del ciberespacio: Teoría del arte verbal y las nuevas realidades invisibles”.

Antes de entrar en el ciberespacio, explica la conexión de la oralidad y el folclore y es que éste tiene mucho peso en la propia concepción de la oralidad. De esta manera, comienza analizando el origen y  las características del término folklore y su relación con la cultura popular. Para el profesor, la cultura popular es la cultura de todos, incluso de las élites cuando quieren utilizarla y presenta distintos tipos de folklore partiendo de sus características originales (materia oral, rural y antigua): diferentes tipos de folklore que hay: el folklore-substrato, el folklore-innovador y el folklore-remedo. Insiste en que no toda oralidad es necesariamente folclore ni éste ha sido oral como demuestra citando a la literatura de cordel.

A continuación, Luis Díaz Viana  expone la visibilidad del folclorismo frente a la invisibilidad del folclore. La visibilidad del folclore remedo nace de la propia sociedad de consumo que, aunque reivindica sus características de oral, rural y antiguo, se adapta a un producto comercial listo para ser consumido. Las consecuencias de subyugar el folclore al consumismo supone la creación de un nuevo término “fakelore” para denominar a un folclore falso, con exceso de invención. Explica que si el folclore se entiende como un producto será algo ligado al pasado, de ahí el desgaste de términos: folclore, cultura popular, cultura tradicional, patrimonio.

A la hora de explicar la vitalidad del folclore en la actualidad, acude a las leyendas urbanas y las dedicatorias. Estas se consideran creaciones folclóricas que aparecían antes escritas en las carpetas y ahora lo hacen en internet. ¿Quién no recuerda la dedicatoria siguiente?: “Cuando pasé por tu casa,/me tiraste una flor,/pero la próxima vez/sin maceta, por favor”.

Igualmente,  el profesor Luis Díaz analiza los nuevos vehículos de transmisión del folclore. Las nuevas tecnologías han hecho que las leyendas o los rumores circulen por la red, dando lugar a lo que se llama “Netlore”. En internet se encuentran las viejas y las nuevas formas de oralidad, el “boca a boca internaútico” que, en realidad,  son respuestas a sucesos que ocurren en la actualidad. Como afirma el profesor “la irritación colectiva es lo que hace que se reactiven los chistes, las leyendas, los rumores…”.

Una nueva forma de oralidad muy frecuente entre los adolescentes es la leyenda urbana. El profesor explica que esta forma es adecuada para expresar los principales miedos, temores y preocupaciones de la sociedad como la migración o el desarrollo científico-tecnológico.

Para concluir su ponencia, nos manifiesta los Temores en los relatos populares de hoy, temores de la sociedad al pasado y al futuro. Actualmente, el folclore y la cultura popular se propagan a través de la red de forma inmediata, cobijándose en la “aldea fantasma que la propia globalización se ha construido”.