Acción de Gracias en el aula

El jueves, 24 de noviembre,  se celebró una de las tradiciones más importantes de Estados Unidos, enraizada en la cultura estadounidense desde la época de los primeros colonos y que en los últimos años ha comenzado a celebrarse con gran éxito en otros países, y sobre todo en aquellos centros educativos de todo el mundo en donde se imparte enseñanza bilingüe o en aquellas aulas en donde se presta especial atención a los aspectos culturales de los países de habla inglesa.

thanksgiving pilgrimsEl origen de esta celebración en la que familiares y amigos se reúnen en torno a una deliciosa cena, con el pavo como plato indiscutible, se remonta a la llegada del hoy en día famoso Mayflower que llevó a las costas de Massachusetts a los primeros colonos ingleses en 1620. Su presencia en estas inhóspitas tierras pobladas por indios supuso un duro proceso de adaptación en el que más de la mitad de los recién llegados perecerían antes de que se cumpliera un año de su llegada. No obstante, y con la ayuda de los indios  Wampanoag y las útiles enseñanzas sobre cómo pescar, cazar y sobre todo cultivar alimentos, muchos de ellos desconocidos como la patata o el maíz, estos pioneros lograron sobrevivir. En otoño de 1621 aparecen testimonios escritos de la abundante cosecha obtenida por primera vez en suelo americano. Para celebrar este acontecimiento, después de tanta hambruna y penurias, invitaron a los indios, que tanto les habían ayudado a sobrevivir a una gran cena, y que según los documentos de la época duró tres días.

Este acontecimiento inicial continuó celebrándose de forma discontinua y en diversos momentos del otoño hasta que pasó a hacerlo de forma oficial y anual a partir de 1863, cuando el presidente Abraham Lincoln, tras el final de la devastadora Guerra de Secesión, instauró el último jueves de noviembre como día nacional de “Acción de Gracias”.thanksgiving2 A partir de 1941, el Congreso añadió a la celebración el carácter de festivo, convirtiéndose desde entonces y junto al 4 de julio en símbolos inequívocos de la cultura americana.

Esta fiesta cargada de valores es de obligada reflexión en el aula, sin importar la etapa en la que se encuentren los alumnos/as, ya que ayuda a explorar, entre otros, el entendimiento entre las culturas, tema de máxima vigencia hoy en día debido a los movimientos migratorios actuales motivados fundamentalmente por conflictos religiosos. El valor de la gratitud y su expresión es otro tema fundamental a explorar, alentando al alumnado a reflexionar sobre todo lo que tienen para que aprendan a valorarlo. Asimismo es una buena oportunidad para compartir con los demás este sentimiento de gratitud, haciéndolo así más grande y más cargado de contenido. En esta línea, y adaptándolo a la etapa en la que se esté trabajando, podemos realizar, en estas fechas, interesantes actividades en el aula tales como:

  • Cadena decorativa que cuelga del techo de la clase y que se decora con tiras de papel en las que cada alumno/a escribirá el motivo por el que se siente agradecido.
  • Collage de la gratitud: se le entrega a cada alumno/a medio folio en el cual tendrá que dibujar algo o a alguien por el cual siente gratitud. Al final de la clase se ponen todos juntos en un póster para decorar un bonito espacio de agradecimiento dentro del aula.
  • Post-it de agradecimiento: cada alumno/a recibe un post-it y en él tiene que expresar su agradecimiento hacia un compañero, profesor, miembro de la comunidad educativa..etc. y tiene que encargarse de dejarlo en un sitio en el que seguro va a ser visto por su destinatario.
  • El circulo de la gratitud: los alumnos/as traen algo a clase como puede ser una foto, un objeto..etc. y se colocan en círculo compartiendo con el resto de la clase  por qué lo han elegido.

thanks1

Henry David Thoreau: “  I am grateful for what I am and have. My thanksgiving is perpetual”.