Narración oral en el aula de Idiomas

La primera semana de febrero se celebra en el Reino Unido, desde hace 17 años y de forma ininterrumpida, la Semana de Narración Oral cuyo objetivo es la celebración por parte de la sociedad en general, y de los alumnos de colegios e institutos en particular, de la gran importancia de una de las formas de expresión humana más antiguas.

La narración oral mediante la figura del narrador utiliza palabras que llevan al que escucha a un interesante viaje por su imaginación. Su interacción con la audiencia a veces utilizando música, canciones, imágenes o marionetas lleva a que cada persona realice una interpretación única del hecho narrado. Esta capacidad de despertar tanto la imaginación como la creatividad hace que tanto logopedas como neurólogos consideren la narración oral como esencial para el éxito académico ya que desarrolla las competencias literarias así como refuerza la correcta secuenciación de ideas en la mente.logo

Para la celebración de este evento, la Society for Storytelling, entidad británica sin ánimo de lucro , en colaboración con entidades, organismos e instituciones, tanto públicos como privados, organiza actividades de toda índole que van desde visitas a la Abadía de Westminster, donde se cuenta a los alumnos historias de  importantes personajes allí enterrados como la reina Victoria o el escritor Lewis Carrol, hasta “narrathons”, maratones de narración oral que tienen lugar en diversas ciudades de la geografía del Reino Unido.

La celebración de esta semana trae de la mano la reflexión sobre los beneficios de la incorporación en el aula de idiomas del recurso didáctico de la narración oral en cualquiera de sus posibles variantes y dirigido a alumnos de todas las edades. De igual forma, y en relación con esta narración oral,  es importante el papel del profesor que actúa como narrador que guía  y motiva a la clase en todo el proceso creativo.

La narración oral en cualquiera de sus vertientes, como pueden ser los cuentos tradicionales, los mitos, las leyendas, etc. suscita fundamentalmente, dado su carácter fantástico, la imaginación y creatividad de los alumnos. De la mano de estos dos potentes recursos y de la connotación lúdica que conllevan, el profesor expone al alumno al idioma objeto de estudio de forma natural, desarrollando en este una capacidad de concentración y escucha así como de estrategias de aprender a aprender que entran en juego de una forma poderosa  debido un alto componente de motivación. La explotación posterior de esta creatividad mediante la realización de actividades varias pone en marcha la involucración directa del alumno en su proceso de aprendizaje, hasta tal punto de ser capaz de crear, en base a lo escuchado y vivido, productos comunicativos significativos que, con la ayuda de las nuevas tecnologías, sorprenden por su complejidad y originalidad tanto al profesor como al propio alumno.

 

The purpose of a storyteller is not to tell you how to think, but to give you questions to think upon.”  Brandon Sanderson