El pasado 12 de enero se cumplieron 592 años de la llegada de los gitanos a España

Fue el 12 de enero de 1425 cuando el Rey de Aragón, Alfonso V el Magnánimo, estando en Zaragoza, otorgó a Juan, gitano, Duque de Egipto Menor, un salvoconducto que le autorizaba a viajar libremente por el país en su peregrinación a Santiago de Compostela. Desde el siguiente enlace se puede ver el documento en su versión original.

Se tiene conocimiento de los orígenes indios del pueblo gitano gracias a Mahmud de Ghazni quien en el siglo XI toma prisioneros a más de 50.000 habitantes. Estos presos optan por la libertad e inician su gran éxodo hacia Occidente que culmina en España en 1425.

Tardaron 300 años gitanosen atravesar los territorios que les separaban de Europa.Fue precisamente el rey Segismundo de Bohemia el que les extendió un salvoconducto que fue muy prolijamente utilizado por los gitanos de entonces para circular por todas partes.

En el año 1420 los gitanos acudieron a Bolonia para pedirle al Papa un salvoconducto que les acreditara como peregrinos cristianos que acudían en penitencia a los más importantes santuarios.

Los primeros gitanos que llegaron a España fueron bien tratados y bien acogidos por los habitantes de la península, hasta que los Reyes Católicos firmaron en 1499 la terrible Pragmática que redactó el Cardenal Cisneros condenándonos a terribles martirios.

Gracias a la nueva democracia española se puso fin a tanta ignominia cuando Juan de Dios Ramírez-Heredia logró en 1978, que el Congreso de los Diputados, votara favorablemente la desaparición de tres nefastos artículos del Reglamento de la Guardia Civil.

Para acceder a la noticia consulte el siguiente enlace:

http://www.unionromani.org/notis/2017/noti2017-01-12.htm