Apoyar a los docentes en el uso de las TIC en las clases de la segunda etapa de secundaria durante y después de la COVID-19

Debido al impacto de la pandemia de la COVID-19, los sistemas educativos de todo el mundo han visto con especial urgencia la necesidad de que la educación sea más eficiente con las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC).

Un reciente análisis de la OCDE mostró que durante la pandemia la mayoría de los sistemas educativos tuvieron que adaptarse a la enseñanza a distancia o semipresencial, exigiéndose a los docentes cierto nivel de comprensión digital y conocimiento pedagógico especializado para integrar las TIC en su docencia.

Utilizar las TIC de forma efectiva en la enseñanza es una cuestión a la que los docentes de la segunda etapa secundaria, que abarca 4.º de la ESO y Bachillerato en España, deben prestar especial atención y aunque los datos de TALIS 2018 se recogieron antes de la COVID-19, permiten hacerse una idea de los retos a los que los docentes se enfrentan en la segunda etapa de secundaria.  En general, los datos de TALIS 2018 indican que los docentes sienten que no tienen ni los suficientes recursos ni la preparación, aunque las TIC ya formen parte de sus clases.

Formación oficial y preparación

Casi la mitad de los docentes de la segunda etapa de secundaria (43 %) manifiestan que no se sienten preparados para utilizar las TIC en la enseñanza según los países de TALIS que participaron en el estudio.

Si observamos la experiencia de los docentes y el uso de las TIC, el 64 % de los docentes con una experiencia igual o inferior a cinco años se sienten cómodos utilizando las TIC en la enseñanza. En cambio, solo el 57 % de los docentes con más de cinco años de experiencia se sienten a gusto con las TIC. Esto se debe a que los docentes con más experiencia son más mayores y se formaron hace más tiempo, siendo pocos los docentes con experiencia que indicaron que las TIC estaban incluidas en su formación oficial (Figura 1).

Formación, preparación y necesidades en TIC

Los docentes de la segunda etapa de secundaria aseguraron tener una gran necesidad de desarrollo profesional para poder ser más efectivos al integrar las TIC en el proceso de enseñanza. De media, el 18 % de los docentes indicaron un alto nivel de necesidad, el más alto en la evaluación.

Es interesante ver que un alto nivel de necesidad para la formación en TIC no se corresponde con los niveles de preparación que los docentes informan tener. Necesitamos estar atentos a los desajustes entre la formación y las necesidades prácticas en la clase (Figura 2).

En conclusión, podemos decir que aún queda mucho por hacer para conseguir que los docentes de la segunda etapa de secundaria integren de manera efectiva las TIC en su enseñanza. Los docentes han expresado que el desarrollo profesional en estas tecnologías son clave para una buena educación. Sin embargo, la relación entre la formación recibida y la preparación que los docentes sienten tener es compleja. Esta formación tiene que ser efectiva y actualizada para que los docentes puedan aplicar e integrar las TIC en su enseñanza, además de intentar estar al día constantemente en cuanto a los conocimientos pedagógicos.

Más información en:

TIF 41: Supporting teachers’ use of ICT in upper secondary classrooms during and after the COVID-19 pandemic (inglés). Versión en español disponible en: https://www.educacionyfp.gob.es/inee/publicaciones/publicaciones-periodicas/teaching-in-focus/2020-2021.html

Publicaciones relacionadas:

cofinanciado por el programa Erasmus+ de la UE