Archivo de la categoría e-learning

Caminando por las sendas del e-learning

Desde hace varios años he experimentado el e-learning con diversas plataformas.




Hace muchos, muchos años, tuve que crear un curso web de Excel Avanzado. Estaba colgado de una plataforma educativa muy simple en Windows hecha expresamente para esos cursos. Los alumnos sólo podían consultar sus dudas a través del correo electrónico y mediante una atención por teléfono en unas horas concretas. Aún recuerdo las mañanas y tardes aburridas que pasé esperando que alguien consultara algo más allá de la imposibilidad de abrir un correo.


Mucho después llegó Moodle. Descubrirlo fue todo una sorpresa. Cursos, alumnos, mensajes, tareas… y el colmo fue unirlo con eXe-Learning. Centralizar mensajes, mensajes a alumnos concretos, evaluación y feedback… Hoy seguimos usándolo en el centro pero su alojamiento en un servidor de la Conselleria de Educación ha provocado que vaya mal, bueno… si lo tengo que expresar de algún modo… que vaya peor que mal. Un mes de poner en marcha mi curso y ante la imposibilidad de poder trabajar de manera normal con Moodle, decidí dejar de hacerlo. A cambio trabajamos con un servidor de archivos dentro del aula, un servidor FTP donde dejo y me dejan los trabajos realizados.


Sin embargo, mi gran descubrimiento, la red que me ha permitido llegar a los alumnos, hacer que lean y que estén enterados de noticias de informática, es Twitter.
El uso diario de Twitter me ha permitido enviar todas las noticias relacionadas con mi materia (y no sólo con mi materia) y, sobre todo, ha provocado en los alumnos, cuanto menos, leer sobre actualidad informática. He tuiteado noticias del curso, noticias de materias que no son del curso pero que les interesan. He tuiteado ánimos cuando han estado bajos de moral y nos hemos reído con alguna que otra chorrada.
Twitter, a pesar de lo que piense la gente, me ha hecho estar más cerca de mis alumnos y a ellos estar más cerca de mí. Un buen uso de esta red permite generar información y compartirla rápidamente. Los alumnos se han visto respetados y acogidos con sus tuits (aunque no tuvieran que ver con el curso) y ha hecho que se sientan parte integrante del grupo.
La elección de los hashtags #SMR y #DAM (Sistemas Microinformáticos y Redes // Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma) les ha permitido filtrar los tuits y conocer rápidamente información nueva sobre sus módulos informáticos.
Sin que suene a peloteo, estoy enormemente agradecido al INTEF y sus cursos, el que conociera de forma profesional esta red y esta gran herramienta de comunicación.
Es extensible a Diigo, Symbaloo, Delicious que han permitido ampliar mi PLE para poder ayudar a otras personas a ampliar los suyos.
Aquí os dejo un enlace a mi PLE alojado en este mismo blog.
Un saludo a todos!

Blended Learning: ¿duros a cuatro pesetas?

Reconozco que desconocía el concepto de Blended Learning. Tras descubrirlo en el temario y después de leer los documentos de Antonio Bartolomé y de Lorenzo García Aretio tengo sentimientos contradictorios por esta modalidad de formación.
Por un lado, Antonio Bartolomé justifica, no sin razón, la aparición del Blended Learning en la necesidad de reducir el gasto de profesorado presencial. A menos profesores, menos sueldos que pagar. Este razonamiento entraña, a mi entender, una problemática que a primera vista puede no ser evidente. A menos profesores, más alumnado, menos relación personal con ellos o más tiempo de dedicación para poder llegar a relacionarte con todos ellos de igual forma. Y esto puede derivar en una peor atención al alumnado o en una sobrecarga de trabajo que conllevará, con el tiempo, a una bajada en el rendimiento tutorial.
Todos tenemos claro que todo proceso de aprendizaje basado en e-learning, en cualquiera de sus variantes, necesita que haya una comunicación bidireccional, recíproca entre alumno y profesor. A mí me gusta hablar con mis alumnos. No sólo de la materia y temas que tienen que ver con mis módulos en FP. Me gusta hablar con ellos de lo que sienten, de cómo aprenden, de qué necesitan. Me gusta mirarlos a la cara y ver sus expresiones, su lenguaje no verbal.
Pienso que el Blended Learning, más allá de las motivaciones que puedan tener las instituciones, academias, centros, en cuanto a reducción de costes y reutilización de materiales, es positivo para tener esa relación cercana, física, visual con aquellas personas que están en su proceso de aprendizaje. Que sepan que estás ahí. Que sepan que pueden contar contigo. Y, de forma recíproca, que tú sepas que están ahí y que puedes contar con ellos.
Al final de su estudio Antonio Bartolomé indica que es un error pensar que el Blended Learning suponga un ahorro grande del coste de profesorado. La motivación del profesorado, la preparación del mismo, la calidad de los materiales… son elementos que hacen que este coste no disminuya demasiado. Disminuirán si el curso es reutilizable pero, ¿y si no lo es? De ahí que no podemos buscar una formación basada en e-learning cuyo coste sea muy reducido porque nadie da duros a cuatro pesetas.
Yo sí pienso que el Blended Learning es una buena variante del e-learning puro siempre que existan posibilidades de esa presencia física. ¿Y tú?
Un saludo a todos!