Archivo de la categoría Identidad digital

La identidad digital

Fuente de la imagen: Guía: identidad digital y reputación online. INTECO

“La revolución digital ha creado un nuevo concepto, imborrable y difícilmente controlable: la huella digital/la identidad digital.” José Antonio Llorente en http://www.revista-uno.com/wp-content/uploads/2013/07/UNO13.pdf

Pero, ¿qué es la identidad digital?, ¿quiénes somos en Internet?
“La identidad digital puede ser definida como el conjunto de la información sobre un individuo o una organización expuesta en Internet (datos personales, imágenes, registros, noticias, comentarios, etc.) que conforma una descripción de dicha persona en el plano digital.” http://www.inteco.es/guias/Guia_Identidad_Reputacion_usuarios
¿Cómo se construye la identidad digital?
Como dice Julio Alonso, fundador y Director General de Weblogs SL, en http://www.evocaimagen.com/cuadernos/cuadernos5.pdf  “Dedicar esfuerzo a construir tu propia identidad digital ya no es opcional. Es una acto de pura responsabilidad.”
La construcción de la identidad digital pasa por definir qué es lo que vamos a comunicar en internet, cómo lo vamos a publicar y dónde. Pero tendremos que contar no sólo con lo que nosotros digamos, también tendremos que contar con la opinión que otros generarán sobre nosotros  y que estará fuera de nuestro control y también el contenido generado en el marco de las relaciones con los demás.
Una buena identidad digital puede repercutir  en la consolidación de un entramado social más sólido fuera de internet y en una vida más activa en muchos ámbitos. Para su construcción habrá que desarrollar algunas habilidades tecnológicas, y tener también una actitud activa en la red, participativa, abierta y colaborativa.
Cualquier persona puede ir construyendo su identidad digital por medio de algunas herramientas como: blogs, sitios web, redes sociales genéricas o especializadas, fotos o vídeos en la red.
¿Qué podemos controlar y gestionar?
La gestión eficaz de la identidad digital pasa por ser consciente de la privacidad de los datos personales y del uso que se pueden hacer de estos. Tenemos que tener claro lo que deseamos comunicar sobre nosotros mismos. 
En el texto “La gestión de la identidad digital: una nueva habilidad informacional y digital” de la Facultad de biblioteconomía y documentación de la Universidad de Barcelona, http://bid.ub.edu/24/giones2.htm , se dan las siguientes recomendaciones clave para gestionar eficazmente la identidad digital:
  • La gestión de la identidad digital es una habilidad que hay que trabajar a partir de un método y de una voluntad positiva de participar de la cultura digital. El método debe tener en cuenta una reflexión sobre las actividades a desarrollar y los objetivos a alcanzar en la actividad en el ciberespacio.
  • Para ganar visibilidad y, sobre todo, reputación es fundamental especializarse y encontrar un tema, una forma de expresión o un canal concreto en el que las propias aportaciones sean valoradas. Querer estar en todas partes, utilizar todas las herramientas de la red y tratar gran variedad de temas no es garantía de una buena reputación electrónica.
  • De forma general, es recomendable no aportar datos personales en la red y, en todo caso, brindarlos en los entornos más seguros posibles y directamente a personas conocidas.
La identidad digital como hemos visto se comienza a crear desde el mismo momento en que iniciamos la andadura por la Red. Este hecho se produce a edades muy tempranas por lo que conviene educar y orientar a los alumnos en este tema.
Recursos como http://cuidatuimagenonline.com pueden ayudar a sensibilizar y formar de manera lúdica a los menores entre 11 y 15 años sobre aspectos relacionados con la privacidad y el uso seguro de Internet.

Fuente de la imagen: Guía: identidad digital y reputación online. INTECO

Sobre identidad y huella digital

águila,
Fuente: Banco de Imágenes del CNICE.
(Licencia Creative Commons Attribution-NonCommercial-ShareAlike 3.0 Unported)

Las águilas andan solas, los borregos en manada (Refrán popular).

Hace unos años (aprovechando un curso sobre web 2.0) abrí mi primer blog, el cual abandoné inmediatamente después, ya que  lo hice como entrega de una actividad. Pasados un par de años volví a abrir otro blog para utilizarlo en clase (que también abandoné y del cual no recuerdo tampoco ni cómo acceder).

Y esto me lleva a reflexionar sobre que nunca reflexioné (valga la redundancia) acerca de la identidad digital y la huella digital. Porque, ¿qué habrá sido de esos blogs? ¿Alguien los habrá visto posteriormente cuando ni yo mismo lo he hecho?
Y entonces me he preguntado, ¿cómo podría hacer para recuperar o eliminar de manera segura esos blogs abandonados? Así que me he puesto a buscar información. He leído varias cosas. Y me he puesto algo nervioso porque según parece desaparecer de la red no es tan fácil (elconfidencial).
Como conclusión: no me termina de convencer la exposición a la que estamos sometidos en la red, en la cual perdemos en gran medida nuestra intimidad e identidad. Me plantean muchas dudas el uso de la red en la docencia y hasta en mi vida personal. Tendríamos que ser muy conscientes de los pasos que vamos dando en la red (dejando garbanzos si es necesario, como Pulgarcito) para no ver comprometida nuestra reputación y/o identidad. Y no digamos ya la suplantación de identidad. Porque, en la tercera entrada del Diccionario de la Lengua Española (DRAE, 22ª Edición), identidad es: conciencia que una persona tiene de ser ella misma y distinta a las demás.
Aquí unos enlaces de interés:

¿Quièn soy en la red?

A menudo, escuchamos hablar de la libertad que promueve la red y sus beneficios.  Quizás por el ímpetu que gobierna las nuevas tecnologías, hemos dejado, en no contadas ocasiones, la reflexiòn sobre nuestra participación en internet.  Es pertinente, entonces, dedicar unas cuantas líneas al respecto.

El “yo de la red” puede ser el mismo que soy fuera de ella.  Pero también implica algunas cuestiones que hasta la aparición de las redes sociales, no se contemplaba, entre otras, las consecuencias de su uso o la pérdida de la privacidad.  En este orden de cosas, podemos establecer la definición de identidad digital como: “Es el rastro que cada usuario de internet deja en la red como resultado de su interrelación con otros usuarios o con la generación de contenidos. Es decir, estamos hablando de una consecuencia de la comunicación 2.0.”  De acuerdo con este criterio, todos nuestros movimientos en la red estarán relacionados con nuestra identidad y crearán un perfil de usuario que deberá ser cuidado para evitar algunos problemas.  El rastro, del que hablaba la definición, marca lo que dije e hice en diferentes momentos; por tanto, si no se maneja responsablemente.  Es interesante observar el descuido con el que se ha enfrentado esta circunstancia: como todo mundo usa las redes sociales y comparte todo, entonces, todos lo deberíamos hacer y está bien; así los padres dejan por la libre las interacciones de sus hijos, los adultos y jóvenes usan la red y publican cuanta cosa les sucede y queda a disposición de la red.  Ejemplos claros de esto aparecen todos los días: desde chicos que se exponen en las redes sociales (Facebook, Twitter, Ask) a situaciones de abuso escolar, hasta profesionales que son rechazados por empresas tras haber consultado sus movimientos sociales en internet.
En este enlace se plantean muchas interrogantes relacionadas con la identidad digital, entre las cuales me parece que las más importantes son:

  • ¿Te preocupa mucho qué dirán de ti, qué pasará con tus contenidos y si lo que hagas en internete afectará a tus posesiones o integridad física?
  • ¿Te preocupa más expresarte y ser en internet que tener tu propio espacio y nombre?
  • ¿Te preocupa mucho cuánta información tienen de ti el resto y si esto supone un riesgo?
  • ¿Te preocupa quizá más la libertad que tengas para expresarte y que otras personas se expresen? ¿Te preocupa el control y la opresión que a veces se ejercen sobre ti y otras personas?

La forma en la que están redactadas deja poco espacio para pensar en otra cosa: la identidad digital es una preocupación en muchos aspectos.  El usuario tiene problemas para delimitar, en ocasiones, lo que debe y no debe hacer en la red y eso genera situaciones estresantes posteriores. Analizar nuestras propias respuestas puede resultar muy llamativo.  Sin embargo, la principal interrogante sería: ¿Cómo podemos manejar esto?  Bien, definir quién soy en la red está ligado a utilizar de forma adecuada los servicios, con el conocimiento previo de las condiciones de uso y de privacidad de los diferentes servicios, con la conciencia de que nuestra huella será visible, consultable e, incluso, permanente; que tengo las mismas responsabilidades ante la sociedad civil y ante la sociedad digital.  La respuesta realmente tiene un solo signo: Educación, prácticamente todos nuestros problemas se resuelven si procuramos educarnos y comportarnos educadamente en todos los contextos posibles.  Debemos aprender a tilizar las redes sociales y gestionar nuestra identidad para sacar el mayor provecho posible y, a la vez, evitar malentendidos.

Imagen: Urbana digital.

Todos tenemos identidad digital. Es el rastro que cada usuario de internet deja en la red como resultado de su interrelación con otros usuarios o con la generación de contenidos. Es decir, estamos hablando de una consecuencia de la comunicación 2.0. – See more at: http://www.uncommunitymanager.es/identidad-digital/#sthash.YIDs4brx.dpuf
Todos tenemos identidad digital. Es el rastro que cada usuario de internet deja en la red como resultado de su interrelación con otros usuarios o con la generación de contenidos. Es decir, estamos hablando de una consecuencia de la comunicación 2.0. – See more at: http://www.uncommunitymanager.es/identidad-digital/#sthash.YIDs4brx.dpuf
Todos tenemos identidad digital. Es el rastro que cada usuario de internet deja en la red como resultado de su interrelación con otros usuarios o con la generación de contenidos. Es decir, estamos hablando de una consecuencia de la comunicación 2.0. – See more at: http://www.uncommunitymanager.es/identidad-digital/#sthash.YIDs4brx.dpuf
Todos tenemos identidad digital. Es el rastro que cada usuario de internet deja en la red como resultado de su interrelación con otros usuarios o con la generación de contenidos. Es decir, estamos hablando de una consecuencia de la comunicación 2.0. – See more at: http://www.uncommunitymanager.es/identidad-digital/#sthash.YIDs4brx.dpuf
Todos tenemos identidad digital. Es el rastro que cada usuario de internet deja en la red como resultado de su interrelación con otros usuarios o con la generación de contenidos. Es decir, estamos hablando de una consecuencia de la comunicación 2.0. – See more at: http://www.uncommunitymanager.es/identidad-digital/#sthash.YIDs4brx.dpuf

IDENTIDAD DIGITAL. RELEXIÓN E IMPORTANCIA PARA UN DOCENTE

La verdad, es que nunca me hubiera imaginado que este tema abarcará tantos aspectos importantes, y tan curiososo. 
Para la refexión de esta actividad, he seguido el manual teorico que nos presenta la plataforma. 
El primer bloque de información, nos señala varios puntos de vista desde los que los docentes podemos abordar la incorporación de la Red y las redes en Educación:  Destaco, la importancia de los doentes, en el uso responsable de Internet y las redes sociales.  Nos tenemos que plantear la necesidad de conocer la Red y las redes para poder educar a nuestros alumnos, si nosotros no lo conocemos en primer lugar dificil vamos a tener llevar a cabo la labor con nuestros alumnos.  Como docentes tenemos que aprender a vivir en la red, además de conocer las lógicas y los lenguajes de este medio.
Para mi ha sido muy importante, partir de ¿que es identidiad digital?, según la teoría del curso, es el conjunto de características que nos identifican dentro de la Red.  Y me ha gustado mucho la idea, de que la ID,” es por tanto, una manifestación más y complementaria de nuestro yo “analógico” “.
Tomando como fuente la siguiente reflexión:
“Cada actividad que hacemos en la Red deja huella.  Nuestra identidad digital se va conformando con la suma de estas actividades.  La Red además cuenta con una caracetística que es propia y que no existe fuera de la red, como es la permanencia de los datos”.
En el apartado “Todos Tenemos identidad digital”, es muy importante la  reflexión sobre ello, porque como docentes, tenemos que hacer ver a nuestros alumnos, que cada vez es más importante ser consientes de este hecho y saber que es mejor ser uno mismo quién gestiona la propia identidad y no que sean otros los que la configuran.

Nuestro deber, como señala, y en total afirmación, la referencia de la plataforma, es “como adultos para con los niños y jóvenes es acompañarles y ayudarles en su relación con estos medios y en la toma de decisiones”.  Los profes de todas las etapas, tenemos que hacerles comprender esta realidad que tenemos, educarles en el uso (no solo tecnico) de estas herramientas y intentar dotarles de las herramientas más conceptuales y críticas, que les permitan crecer y a parte madurar en un entorno que cada vez es mas digital.

Lo que mas me ha gustado de toda esta exposición, es el CONSEJO PRÁCTICO, que nos deja, ya que la mejor manera de controlar nuestra identidad digital es el de llevar una ESTRATEGIA DE PREVENCIÓN.

PÁGINAS DE INTERES:
http://www.pantallasamigas.net/otros-webs/identidad-digital.shtm
http://www.inteco.es/guias/Guia_Identidad_Reputacion_usuarios

Mi primer blog 2013-10-27 23:06:00

Autor: César Poyatos
La red nos define.

En esta primera entrada me gustaría reflexionar un poco sobre nuestro otro yo, que creamos actualmente paralelo al real, este es el que se refiere al virtual de Internet.
Nuestra identidad que nos define como personas ya no está expuesta a un reducido número de personas tales como familiares, amigos o compañeros de trabajo, cada vez más estamos expuestos al uso de nuestro nombre e imagen a través de la red.
¿Qué hace esa foto ahí?.

Una rápida búsqueda en Google puede depararnos sorpresas de todo tipo. Es relativamente fácil encontrar personas en la red, sus fotos, comentarios y si nos pusiéramos podríamos construir el paso de una persona por la red sin muchos problemas. ¿Quién controla eso? No hay que ser muy listo para imaginar que la red puede jugar a favor y en contra de nosotros.
Más aún cuando sabemos que los servidores de contenidos no tienen la obligación de borrar ninguna información. Hacemos historia en Internet, una historia pública y accesible en segundos desde cualquier sitio. Es lo que se refiere al “derecho al olvido”. Lo que existe en Internet no desaparece.
Responsabilidad y sentido común.

Si cuidar tu identidad ya de por sí es complicado, cuidar lo que otras personas dicen de ti en la red ya es imposible. No podemos controlar los comentarios ni opiniones tanto positivas como negativas sobre nosotros. ¿Cuántos comentarios se pueden verter en Facebook sobre una persona?
Nuestra relación con Internet debe tomar un sentido nuevo y tomar en consideración la importancia de la red como imagen privada y pública. Debemos tener conciencia de que somos ciudadanos digitales y que tenemos la obligación de cuidar nuestra imagen que dice mucho de nosotros.
Cada vez Internet está más presente y forma parte de nuestra vida cotidiana mezclándose más y más con nuestra vida normal.
Quién no está en Internet no existe.

Negarse a no estar en Internet sería una fácil maniobra para no caer en las trampas que pueda ofrecer la red, pero por otro lado estaríamos negando la potencialidad de una enorme plataforma. Actualmente la red está presente en casi todos los ámbitos profesionales y no estar activos puede hacernos perder muchas posibilidades.
Debemos existir conscientemente el la red, sabiendo que nuestros actos son grabados, guardados y expuestos en un gran escaparate que es Internet. Si sabemos esto y perdemos nuestra ingenuidad empezaremos por actuar responsablemente.
Crear una reputación social nos ayudará a ser respetados laboral y socialmente, y en la red la reputación social es comunitaria, ya que depende de los comentarios y opiniones de clientes, amigos, familiares …etc.
Los docentes y la red.

Crear una identidad en la red acompañada de una reputación es también relevante para los profesores que ya están expuestos a la red por parte del comentario de estudiantes y padres.
Creo que una buena gestión de la identidad puede hacer valer el trabajo del docente, así como potenciar las relaciones con padres y estudiantes.
Para terminar…

Tanto como si somos conscientes como si no, ya no podemos vivir de espaldas a la red. Nos condiciona nuestra vida tanto si estamos como si no. Nuestra reputación e identidad son muy importantes como para no tenerlas en cuenta.

LA IDENTIDAD DIGITAL

Los años pasan, la tecnología avanza a pasos agigantados y aparecen en nuestras vidas nuevos términos como es la “identidad digital”.


“La identidad digital es lo que somos para otros en la Red o, mejor dicho, lo que la Red dice que somos a los demás. No está definida a priori y se va conformando con nuestra participación, directa o inferida, en las diferentes comunidades y servicios de Internet. Las omisiones, al igual que las acciones, constituyen también parte de nuestra identidad por lo que dejamos de hacer. Los datos, por supuesto, nos identifican. También las imágenes, su contexto y el lugar donde estén accesibles proporcionan nuestro perfil online.” (por una ciudadania digital responsable)

Esa identidad podría reflejarse en cualquier tipo de contenido que se refiere a la persona. Toda actividad generada en la red es el reflejo de lo que somos y es imprescindible saber y ser consciente de la privacidad de los datos personales en Internet y del uso que se puede hacer de estos datos se convierte en una pieza clave para la gestión eficaz de la identidad digital.


En la red plasmamos datos de nuestra identidad como la fecha de nacimiento, el lugar donde nacimos, etc. Pero nuestra identidad digital es mucho más completa. Esto incluye nuestros gustos, aficiones,… también la define todo aquello que nos gusta, como el tipo de música, nuestras películas favoritas, el tipo de comida; todo esto confecciona un mapa de quiénes somos.

Esta claro que tenemos que enseñar a nuestros alumnos el buen uso de estar conectados, los pros y los contras de las redes sociales,de los posts de un blog, los mensajes de Twitter, los comentarios a vídeos, fotos …,todo es importante; que tipo de cosas dices, cuándo las dices, cómo las dices… y para ello tenemos que aprender nosotros primero lo que entraña ese gran mundo desconocido para muchos, el mundo de internet. Hay que proteger a los alumnos de nuevos términos como cyberbulling, sexting

 Para todo ello tenemos que aprender nosotros primero conocer todos los riesgos que entraña cada dato que plasmamos en al red. Tenemos que aprender para poder enseñar a cuidar de nuestra huella digital.

Pero la cosa no se queda solo ahí, hay que cuidar esa reputación digital, y la nuestra no es menos importante. Como profesionales que somos, profesionales que creamos precedentes para muchas personas debemos de cuidar nuestra “huella en la red”. Somos profesores,  personas cuya referencia toman otras personas y tenemos que cuidar hasta que punto queremos ser visibles. 




Identidad digital para un docente

Reflexionando sobre la identidad digital me encuentro con un conjunto de características o rasgos que representan a una persona o institución a través de un medio digital como puede ser internet. Es decir la identidad digital es tu carta de presentación ante todos aquellos que te van a buscar en la RED.
Haciendo referencia a Julio Alonso en lo que plasma es sus cuadernos de comunicación evoca:
“DEDICAR ESFUERZO A CONSTRUIR TU PROPIEDAD IDENTIDAD DIGITAL YA NO ES OPCIONAL. ES UN ACTO DE PURA RESPONSABILIDAD”

El entorno ciertamente es nuevo y trae nuevas reglas. Pero muchos de los principios permanecen. La reputación se construye con esfuerzo y dedicación durante mucho tiempo. Pero se puede arruinar con mayor facilidad y velocidad.

La construcción de la propiedad identidad digital pasa por:
  • Definir qué, cómo, y donde se va a comunicar en internet.
  • Conocer y utilizar las diversas herramientas disponibles.
  • Ir construyendo esa presencia poco a poco.
  • Hacerlo relacionandote con terceros también presentes en internet.
  • Contar con la opinión que sobre nosotros generarán de forma natural otros fuera de nuestro control.

Podemos ayudar a encauzarla, interactuar con ella, incluso contestarla cuando sea claramente falsa. Lo que ya no podemos hacer es ignorarla ni impedir que se publique o que tenga impacto directo en nuestra reputación.

SI NO LO HACES, TÚ REPUTACIÓN ONLINE VENDRÁ DETERMINADA EXCLUSIVAMENTE SOBRE LO QUE OPINEN OTROS SOBRE TÍ”

Con todo esto queda evidente la existencia de una responsabilidad social que debe obligar a padres y comunidad educativa a proporcionar a niños y jovenes tanto valores como pautas de actucación que contribuyan a un desarrollo armónico de la personalidad y a la construcción de reputación online positiva y satisfactoria.
A menudo como demasiados preocupados tanto los profes como los asesores, de cúal es la última herramienta, qué aplicaciones utilizar, dónde encontrar materiales digitales, etc, se nos olvida que antes de nada tenemos que educar a nuestro alumnado en la manera en la que acceden como futuros ciudadanos a la red, en general, y a las redes sociales, en particular:qué huella dejan en la red, cómo van creandose una identidad digital de la que no son conscientes, cómo deben utilizar la red de manera responsable, ética y solidaria, qué riesgos corren con ella, cómo desarrollar en positivo todas las posibilidades que les ofrecen…
Este debería ser uno de los primeros contenidos a trabajar con un alumnado que no solo utiliza el ordenador y accede a las redes sociales en su casa, sino que también lo hace en el aula y, a menudo, tanto en uno como en otro contexto, lo hace solo, con muy poca información y con muy poco asesoramiento.

Identidad digital

Es verdad que quizá por curiosidad, por interés o por vanidad alguna vez hemos tecleado nuestro nombre en GOOGLE. Supongo que todo el que lo haya hecho se habrá sorprendido de “encontrarse” tantas veces o tan pocas. Yo lo he hecho, no quiero ocultar mi vena vanidosa, pero quiero manifestar que lo he hecho por curiosidad y también me he sorprendido ante las 150.000 entradas que aparecen. Son muchas, sí, pero lo que si que es verdad es que la persona que he encontrado es una parte de mí que realmente no soy yo o dice poco de mí. Es un alguien que otro u otros “alguien” han colgado en la red. Ahora que lo sé no me siento mejor que cuando no lo sabía o que vivía en la ignorancia, quizás ahora duerma peor y empiece a tener pesadillas al saber que coexisto en la INTERNET de forma paralela a la vida en el mundo físico.
Quizás por ello la mejor manera de gestionar a esa persona que coexiste en la “red” no es otra que gestionarla tú misma, por eso, quizás, hay que empezar creando nuestra “personalidad digital”, no para contrarrestar la que hay, sino para “verte” a ti misma reflejada y que por lo menos alguna de esas páginas diga lo que tú quieres que la gente lea, es decir, crear tu propia realidad virtual que conviva estrechamente con tu realidad del mundo físico.
Para empezar, una buena forma de darte a conocer es tener un blog, una bitácora, un cuaderno de bitácora y si rizamos el rizo una ciberbitácora. Los hay de todo tipo y para todos los gustos, su crecimiento en los últimos años ha sido enorme hasta el punto de crear nuevas entradas en el diccionariobloguero (persona que escribe en un blog), bloguear (escribir en un blog) o blogosfera (término que hace referencia al conjunto de los blogs) www.fundeu.es
No hay periódico que se precie que no tenga en su nómina entre diez o quince blogueros que nos cuentan cosas de cine, comida, sexo, política o viajes. Los hay buenos, malos y malísimos (los blogs y los blogueros) pero lo que sí que es verdad es que es una forma fácil y rápida de contar cosas al mundo.
El blog es un medio que te permite hablar, ser escuchado y escuchar a otros. En lo más profundo de mí siempre quise ser una bloguera, contar historias, tu historia; creo que es un medio fantástico para mostrarte al mundo. Me he acercado a ese mundo varias veces y por falta de tiempo lo he abandonado. No se debe escribir cualquier cosa por el único hecho de escribir un post. Hay que sentarse, reflexionar y hacer literatura o simplemente ser tú misma. Quizá por eso me da tanto respeto hacerlo.
Con este curso retomo la idea y me comprometo a  sentarme, al menos, delante de la máquina e intentarlo. Otra cosa será llevarlo al aula, pero me propongo que el blog se convierta en mi cuaderno de materiales y compartirlos con otros colegas o con mis alumnos.
Y en cuanto a lo de “Si no estás en la Internet no eres nadie”, puede que alguien se lo crea pero desde que sé que lo estoy no me considero mejor persona y, por otro lado, siempre me he sentido alguien.

Identidad digital de los docentes

Cada vez con más frecuencia, escuchamos términos como identidad digital o reputación online. Pero, ¿sabemos realmente a qué nos estamos refiriendo con ellos? Probablemente una de las mejores introducciones a la identidad digital que podemos encontrar es la que hace la profesora Linda Castañeda (@lindacq) en este vídeo: Fuente: “Identidad digital”, de Linda Castañeda. Licencia

Identidad digital y docencia

La identidad digital es lo que nos define dentro de la Red: nos sólo son los datos que nosotros proporcionamos voluntariamente, por ejemplo, cuando nos damos de alta en una red social, sino todo el rastro que vamos dejando con nuestros comentarios, intereses, sugerencias a nuestros contactos, amistades, etc.

Además, la identidad digital también la conforma toda aquella información que no es generada por nosotros, sino por otras personas o instituciones y que se encuentra fácilmente en los buscadores. El ejemplo más fácil de entender es el del Boletín Oficial del Estado o de las comunidades autónomas, en los que podemos aparecer nombrados y con nuestros datos cuando hemos aprobado unas oposiciones o formamos parte de un tribunal.

Una de las características de nuestra identidad digital es que perdura en el tiempo: lo que hagamos en Internet no se borra, se queda para que lo pueda ver todo el mundo. De ahí la importancia que tiene mantener una coherencia y buena imagen de nuestra identidad digital. El sitio de Googlecreado por los profesores Víctor Cuevas y Antonio Omatos es muy recomendable para estar informado y cuidar de nuestra identidad digital.

Al igual que en la “vida real” nuestra “vida virtual” debe ser un modelo para nuestros alumnos y de ahí que la identidad digital del profesorado tenga especial importancia. Es innegable que la utilización de redes sociales y otras herramientas de la web 2.0 favorecen el flujo de información y que ésta, en ocasiones se hace incontrolable. Por ello, un docente debería tener especial cuidado en los contenidos que publica en la Red, para que, en la medida de lo posible el alumnado pueda tener una serie de referencias a la hora de crear su propia identidad digital.

Por otro lado, hay que tener en cuenta aspectos importantes de nuestra sociedad, uno de los más importantes actualmente es el cambio. Estamos en cambio constante y la Red y redes sociales deben constatar este hecho: la identidad digital no es única, sino que también cambia con nosotros y no solo a lo largo del tiempo sino, simultáneamente. La experta en redes y psicología Dolores Reig nos explica muy bien esta característica (la de las identidades múltiples), destacando las ventajas de los círculos de Google Plus y la utilización de seudónimos en determinados momentos.