Archivo de la categoría BYOD

Para no caerte, usa bien las Redes.

Las redes sociales pueden ser una herramienta de aprendizajes, desde el punto de vista  educativo, pues nos permiten, compartir documentos (actividades, temario, apuntes,…), comunicarnos de forma rápida, eficaz y simultánea (a través del chat, tutorías entre profesor-alumno y alumnos-alumnos), compartir enlaces de páginas de interés, videos, fotos, archivos,documentos,… que pueden facilitar el aprendizaje de las asignaturas, pero no solamente de forma aisladas, sino de forma inclusiva, pudiéndonos dar la posibilidad de trabajar a través de proyectos, partiendo de los intereses del alumnado. Pero ello no es todo, pues se pueden crear grupos de contactos entre otros colegios, creando así una red de redes, con la que se puede trabajar de forma simultánea y hacer que el aprendizaje sea más enriquecedor.
Es por ello, por lo que desde la educación deberíamos apostar por un aprendizaje en red, pero nunca sin perder de vista la relación docente-discente, así como no olvidar la necesidad de formar para un buen uso de la herramienta.


Para ello el uso de las redes en educación:

  • Siempre han de estar tutorizadas y supervisadas por el adulto.
  • Deben favorecer la apertura hacia la sociabilidad y la participación en grupos.
  • Deben servir de apoyo a la docencia.
  • Se deben proteger los datos de los usuarios.
  • Es necesario formar en su buen uso, tanto a los docentes como a los discentes.
Y si las usas solo en casa, hay que seguir una serie de reglas para que no nos den un susto en el futuro.

  • Primero: teniendo cuidado con la información que ofreces y muestras en el perfil
  • Segundo: usar tu nombre no es la mejor idea, así que pon un alias o búscate un nombre diferente.
  • Tercero: no digas qué haces y dónde estás en cada momento.
  • Cuarto: hay que ser responsable con lo que escribimos, lo puede leer cualquier persona y puede ofenderse.
  • Quinto: Acepta a los amigos que son amigos en la vida real, es decir, solo a los que conoces.
  • Sexto: Ajusta la configuración de privacidad.
  • Séptimo: Cuidado con los comentarios, fotos y vídeos que subes a tu perfil, lo que hoy puede parecer gracioso, mañana puede que no lo sea.
Por otro lado vamos a señalar el decálogo para conseguir una política BYOD segura:


Antes de nada vamos a ver que es BYOD: En sí, es llevar a la empresa tus propios dispositivos, es decir, lo que tenemos en casa, lo llevamos al trabajo, pero esto lo explica mejor Wikipedia es su entra BYOD, donde dice lo siguiente: 

“Bring your Own Device (BYOD), en castellano “trae tu propio dispositivo”, es una política empresarial donde los empleados llevan sus propios dispositivos a su lugar de trabajo para tener acceso a recursos de la empresa tales como correos electrónicos, bases de datos y archivos en servidores así como datos y aplicaciones personales. También se le conoce como “Bring your own technology” o trae tu propia tecnología en castellano, ya que de esta manera se expresa un fenómeno mucho más amplio ya que no sólo cubre al equipo sino que también cubre al software.”

Lo que aparentemente tiene una buena cara, un buen proyecto o una idea interesante, como es en resumidas cuentas: llevar tu móvil o tu tablet al trabajo. 
Esto se puede convertir en un serio peligro para todos, para empresarios: falta de seguridad, pérdida de información,… y para el trabajador: facilidad de descentrarse, usar software propio, apps lúdicas,…
Para ello, las empresas están dando fuerte en el control del BYOD, y qué mejor que hacer un decálogo o hacer las “tablet´s” de Moises sobre BYOD.


Decálogo para conseguir una política BYOD segura. Según la web “Muy Seguridad”

  1. Revise sus políticas de seguridad actuales para aplicaciones web (CRM, correo electrónico, portales), VPN y acceso remoto. La mayoría aplicable a dispositivos móviles.
  2. Determine los dispositivos que está dispuestos a soportar. No todos los dispositivos cumplirán con los requisitos de seguridad. Además, debe inspeccionar físicamente cada dispositivo y asegurarse que no han sido rooteados o con jailbreak.
  3. Establezca expectativas claramente. Puede tener que cambiar radicalmente la mentalidad de la gente corriente.
  4. Escriba políticas claras y concisas para todos los empleados que quieran utilizar su dispositivo personal. Cualquier persona que participe en BYOD defe firmar sus condiciones de uso. Aquellos que optan por no seguir sus políticas no deben utilizar sus dispositivos.
  5. Debe ser obligatorio un número de identificación personal (PIN).
  6. Forzar cifrado de datos. Cualquier aplicación o dato que almacene en el dispositivo debe estar protegido.
  7. Determine qué tipo de aplicación está fuera de los límites. Hay ciento de miles de ellas en las principales plataformas.
  8. Capacite a los empleados para asegurarse de que entienden cómo usar correctamente BYOD. Una vez que haya abrazado el fenómeno, promuévalo.
  9. Busque aplicaciones que incluyan capacidad de auditoría, reporting y gestión centralizada. Muchas aplicaciones actuales no cumplen estos requisitos.
  10. Considere la posibilidad de adquirir software de gestión de dispositivos móvilesque puedan ofrecer aplicaciones seguras como cliente de correo electrónico y navegadores web, o la capacidad de borrado remoto.

Comunicación interna y políticas BYOD en los centros educativos

En mi anterior artículo mencioné de pasada las siglas BYOD (Bring your own device, es decir, “Trae tu propio dispositivo”). Se trata de una nueva tendencia educativa hecha posible por la mejora de la conectividad en los centros escolares gracias a las redes wifi e incentivada por las grandes multinacionales de la Informática como Microsoft, por evidente interés comercial:

Las ventajas de esta nueva forma de trabajar en el aula con nuestros alumnos son evidentes. En el artículo The future of Education: BYOD in the classroom, el analista Tim Panagos enuncia argumentos de peso a su favor: “En esta década, no es menos importante enseñar a los niños a usar sus otros “cerebros” tecnológicos que enseñarles a usar sus propios cerebros físicos. […] El lenguaje escrito permitió a los seres humanos capturar y almacenar el conocimiento: extender el conocimiento más allá de sus límites naturales en el tiempo y el espacio. Y el conocimiento es poder. Hoy sería impensable no enseñar a los niños a leer y escribir para expandir sus horizontes más allá de la palabra hablada. Al final de esta década se considerará impensable privar a los niños de sus herramientas tecnológicas por las mismas razones que aplicamos a la lectoescritura.”
Por otra parte, el blog de ScolarTIC: la red social para docentes señala en un artículo de enero de 2013 las políticas BYOD como una de las 10 tendencias educativas emergentes, aunque subraya la principal debilidad de esta iniciativa: ¿Qué ocurre con las familias que no pueden costearse un smartphone, tablet o portátil para cada uno de sus hijos en edad escolar? ¿No surgirán situaciones de agravio en el aula?  ¿En qué medida podrían los centros escolares o las administraciones educativas paliar las diferencias socio-económicas?

Las dificultades no son pocas, pero el sistema educativo tiene que optar por subirse a la ola de los cambios tecnológicos o ahogarse nadando contracorriente.
Suponiendo que pudiéramos superar estos obstáculos, llegaríamos a la necesidad de regular el uso interno de dispositivos y redes. El primer “mandamiento” debe asumirse por todo el claustro: todo docente del siglo XXI debe tener identidad digital propia, formarse en TIC y disponer de una cuenta de correo electrónico operativa donde recibir comunicaciones internas. Respecto al alumnado, la regulación BYOD que propongo parte de la normativa, coherente y razonable, puesta en marcha por el colegio privado argentino Belgrano Day School: un decálogo, guía de uso para el alumnado; y un compromiso firmado por familias y alumnos que exime de responsabilidad al centro en caso de rotura, hurto o problemas de mantenimiento de los dispositivos y que respalda la política BYOD del centro.
Para finalizar resumo el decálogo:

  1. El uso de dispositivos personales durante las horas de clase se realizará por indicación del profesorado.
  2. El principal propósito del uso de dispositivos personales en el centro es educativo.
  3. El uso de un dispositivo personal no debe ser de ninguna manera motivo de falta de atención, ni de interrupción de las clases.
  4. El uso de dispositivos personales forma parte del Reglamento de Régimen Interior del centro.
  5. El alumno no podrá sacar ni hacer circular fotos, vídeos o ningún otro archivo de otros alumnos o de miembros del personal docente o no docente, ni subirlos a Internet ni publicarlos o difundirlos por medio alguno.
  6. El alumnado comunicará a sus profesores cualquier uso inapropiado que observe o que padezca a través de dispositivos digitales (ciberbullying, sexting, grooming, suplantación de identidad…).
  7. El profesorado no es responsable de solucionar los fallos técnicos que se produzcan en los dispositivos digitales personales.
  8. El centro sólo se compromete a proveer al alumnado acceso a Internet. Los alumnos guardarán sus actividades en memoria flash o pendrive, en adjuntos de correo electrónico o en la nube (por ejemplo, Google Drive).
  9. El alumnado comunicará inmediatamente a sus profesores cualquier caso de hurto o daños en su dispositivo personal.
  10. No se permiten dispositivos exclusivos para juegos.

Actividad 3.4

Antes de exponer la miniguía sobre la política de uso de la Red y las redes sociales en el centro educativo, indicar que:
  • según las normas que rigen el mismo, está prohibido traer dispositivos electrónicos al instituto (del tipo cámaras de fotos, móviles y reproductores mp3). Es lo contrario al término BYOD. Esta norma está pensada para evitar el hecho de que se graben a personas (alumnado, profesorado) sin su consentimiento para luego subirlo a la nube. Si se detecta a alguien con alguno de estos aparatos, se le requisa y, si es menor de edad, deberá venir su padre o madre o tutor a recogerlo.
  • Sería interesante formar un grupo de trabajo en el centro para elaborar la política de uso de la Red y las RRSS.
  • Nuestro centro dispone de cortafuegos y de filtro de contenidos para evitar el acceso a lugares inapropiados desde un instituto de Educación Secundaria.
La normativa básica sobre el uso de la Red y las RRSS viene a continuación:
  • Todos los comentarios (en blogs, etc.) serán moderados.
  • No se abusará del tiempo dedicado a la Red.
  • No se expondrá en público información confidencial (para ello se usarán otros medios, como el sms o el correo electrónico).
  • Se verificará el copyright del material subido a la Red.
  • Se mantendrá respeto en el acceso a la Red y las RRSS, para salvaguardar la reputación online. Para ello habrá disponible una serie de normas de netiqueta.
  • Se requerirá autorización para publicar en nombre de un departamento o del equipo directivo.
  • Se respetará la privacidad del prójimo.
  • La compartición o publicación de fotografías y vídeos tendrá asignado un cauce reglamentario. Se pixelarán fotos o vídeos donde aparezcan personas que no han dado su consentimiento al matricularse para que se difunda su imagen.
  • Se publicará el manual del uso de la Red y las RRSS.

DECÁLOGO SOBRE NUEVAS TECNOLOGÍAS Y REDES SOCIALES EN NUESTRO CENTRO EDUCATIVO

Hoy día se hace indispensable incorporar las nuevas tecnologías a los centros educativos  en los procesos de aprendizaje y como vehículo de información y comunicación entre toda la comunidad educativa.

1. Cuidaremos nuestra identidad digital y la de los demás miembros de la comunidad educativa

2. Aprenderemos  a utilizar las nuevas tecnologías en el aula dándoles un uso profesional y académico pero nunca personal
3. No divulgaremos ningún tipo de datos personales y familiares en la red de ningún miembro de la comunidad educativo

Logo CuidaTuImagenOnline
4. El equipo educativo ayudará a prevenir el acoso e informará y asesorará a los alumnos para evitar este tipo de conductas
5. Los menores de 14 años necesitarán del consentimiento de sus padres o madres para el uso del teléfono móvil
6. Las redes sociales y los teléfonos móviles se utilizarán en el centro educativo sólo con un uso didáctico  no pudiéndose utilizar para otros fines. Su uso estará restringido en las aulas y espacios que determine el equipo directivo y/o docente

7. Las imágenes y vídeos  que se publiquen serán de grupos de aula o actividades grupales. Se solicitará consentimiento por escrito de los padres y madres de los alumnos para la publicación de
este tipo de imágenes. Sólo publicarán fotografías el equipo directivo o los responsables docentes de cada grupo no estando permitido que los alumnos publiquen fotografías o vídeos
8. Las publicaciones en la Web del centro, blog del aula y grupos de Twitter estarán supervisadas  
por los docentes o miembros del equipo directivos designados a tal fin
9. No se podrán realizar  comentarios ofensivos, insultantes o denigrantes  a ningún miembro de la comunidad educativa suponiendo esto una falta grave contraria a las normas del centro educativo
10. Los normas de este decálogo aparecerán publicadas en el Plan de Convivencia del Centro Educativo

Reflexiones sobre la idea de "Plan de Comunicación de centro educativo"

Me toca reflexionar sobre la necesidad o utilidad de establecer un Plan de Comunicación externa (e interna) de un centro educativo. A priori esto de un nuevo Plan suena a más papeleo. Como si los centros no tuvieran bastante ya con las revisiones del Proyecto Educativo, la Programación general anual, el Plan de Acción Tutorial, el Plan de Atención a la Diversidad, el Plan de Convivencia, el Plan TIC, el Plan Lector, etc… No obstante, puede que el Plan de Comunicación sea una realidad en un futuro próximo como consecuencia de las oportunidades que ofrecen las nuevas tecnologías para facilitar la participación de toda la comunidad educativa. Y su implementación, si se diseña bien, una gran ventaja para todos.
Veamos que mejoras podría suponer el Plan para la dinámica de un IES:

  • Para el profesorado facilitaría una mayor colaboración docente intradepartamental (más allá de la reunión semanal), una comunicación más fluida con el equipo directivo y, sobre todo, una coordinación entre los equipos docentes de los diferentes grupos de alumnos, hoy por hoy muy deficitaria. Pensemos cuántas veces se reúnen los profesores de las diversas materias que dan clase a un grupo de la ESO o Bachillerato: normalmente 5 ¡en todo un año! (evaluación inicial, primera evaluación, segunda evaluación, evaluación final ordinaria de junio y la extraordinaria de septiembre). El establecimiento de un canal de comunicación digital entre ellos solucionaría en gran medida esta carencia. Además, respecto a sus alumnos la creación de un aula virtual permitiría complementar la docencia presencial a la par que se refuerza la competencia digital del alumnado; y la comunicación con los padres sería más inmediata y ágil.
  • Para los equipos directivos supondría una auténtica descentralización de su labor al facilitarse la comunicación multidireccional entre profesores, y de estos con sus alumnos y con los padres. Aparte se agilizaría el trabajo de los órganos colegiados como el Consejo Escolar, la Comisión de Coordinación Pedagógica o el Claustro, ya que todos los contenidos informativos podrían ofrecerse por anticipado a través de canales digitales y optimizar el tiempo de reunión presencial para dedicarlo a la reflexión pedagógica. También cabe valorar que la presencia del centro en las redes sociales y la generalización del uso de las nuevas tecnologías mejorará la imagen externa del centro en su entorno y su propio prestigio.
  • Para el alumnado se abriría la posibilidad de acceder a material curricular complementario en diversos formatos digitales (vídeo, imagen, audio, presentaciones, mapas conceptuales…), interaccionar con sus profesores y trabajar cooperativamente en red con sus compañeros. Además, si se opta por una política BYOD (Bring your own device, o sea “Trae tu propio dispositivo”) en el centro, los alumnos descubrirán nuevas posibilidades educativas de sus móviles, tabletas o portátiles.
  • Para las familias la ventaja más evidente es la recepción inmediata de toda la información académica sobre sus hijos (incidencias, absentismo, actividades para casa, fechas de exámenes, calificaciones) y la interacción con los tutores y profesores vía telemática sin verse constreñidos a un horario de visita. Pero además, la puesta en marcha de un canal digital de comunicación facilitará una participación más activa de los padres y madres avanzando hacia una verdadera comunidad de aprendizaje, donde la familia respalde y acompañe al profesorado en la mejora de la convivencia, las actividades extraescolares y el propio proceso de enseñanza-aprendizaje.

Una vez analizadas las ventajas queda reflexionar sobre los obstáculos legales y los canales más adecuados. Siendo conscientes de que vamos a construir una identidad digital del centro como institución con la participación individual de tantos agentes habrá que partir del estudio de la Guía de Comunicación Digital para la Administración General del Estado y de la Ley de Protección de Datos de Carácter Personal, tomando la precaución de que nuestros alumnos son menores de edad. Recomiendo el modelo de consentimiento del profesor Antonio Omatos del CPR de Logroño. Además, será necesaria una formación básica a toda la comunidad educativa sobre Netiqueta y Riesgos en la Red.
Superados los obstáculos legales y los recelos, que sin duda surgirán, quedaría elegir los canales de comunicación y las condiciones de privacidad de cada uno de ellos. Para empezar el centro debe tener su propia página web (la mayoría ya la tienen) operativa (esto ya no es tan común) y todo docente debe disponer de una cuenta de correo electrónico. Esa web debe estructurarse a base de enlaces para evitar la dependencia de un webmaster sobrecargado de trabajo que se convierta en un obstáculo a la frescura y utilidad de la comunicación. A partir de ahí las conexiones que se establezcan dependerán de los tamaños y características de los grupos. Al equipo directivo o a los equipos docentes de cada grupo (por ejemplo, profes de 1ºA) pueden bastarles crear un grupo de whatsapp para transmitirse información interna y coordinarse a través de smartphone o tableta. En la interrelación docente-discente con el alumnado puede ser útil la combinación de blog del profesor + twitter o facebook (por ser las redes sociales más extendidas) o apostarse por una red social educativa como Edmodo o RedAlumnos (que nos evita problemas legales en 1º y 2º ESO ya que no exigen unas edad mínima de 14 años para registrarse). Y para la participación de las familias, el centro ofrecerá una página abierta en Facebook y una cuenta de Twitter interconectadas.

    Diez consejos para gestionar el uso de las redes en un Centro

    A pesar de que está ampliamente aceptado que el uso de la red es beneficioso para el proceso de enseñanza y aprendizaje y la docencia en general, es habitual encontrarse en los Centros con reglamentos muy restrictivos con los dispositivos móviles y el propio uso de redes sociales. Las redes sociales se han instalado en la vida cotidiana (y profesional), incluso entre la comunidad educativa de estos centros con políticas restrictivas (alumnos que se comunican mediante mensajería instantánea, docentes que comparten materiales en la red con otros compañeros, departamentos que organizan su información en la red…), pero si se comete el error de dar la espalda a esta realidad, el uso de las redes carecerá de orden y se utilizarán sin la regulación necesaria para sacarles el máximo partido académico. Para ello, en primer lugar, resulta básico evitar esas políticas restrictivas y promoviendo que los agentes que participan en el proceso educativo puedan usar libremente sus dispositivos (fomentando la política conocida como BYOD). A esta política BYOD se le puede añadir el uso de herramientas en la nube, que facilitan el trabajo colaborativo y pueden conformar un verdadero PLE para el aula o incluso para todo el Centro. Pero no hay que ser ingenuos y, paralelamente al fomento del uso de dispositivos y redes, se debe regular su uso para evitar problemas. Para ello, desde el centro se puede actuar con acciones tales como las que propongo en los siguientes consejos:

    1. Aunque desde el centro se fomentarán acciones para mantener los dispositivos con seguridad, el usuario será el único responsable de la pérdida o deterioro de su termnial.
    2. Los usuarios se comprometerán a hacer un uso exclusivamente educativo de los dispositivos.
    3. Se dejará claro, mediante un listado, qué tipos de dispositivos estarán permitidos en el centro y cuáles no, prohibiendo los terminales de juegos.
    4. La red del centro establecerá unas limitaciones y filtros a páginas no consideradas adecuadas. Estas limitaciones se establecerán por un equipo formado por docentes y alumnos.
    5. Es recomendable crear un panel de control en la nube (con alguna herramienta de marcadores sociales tipo Symbaloo) para utilización de los usuarios que vendría a conformar el PLE del Centro.
    6. A parte del mero uso de los dispositivos, se debe capacitar a los usuarios fomentando la formación en un uso responsable de las redes en el Centro.
    7. Durante las horas de clase, el uso de los dispositivos ha de quedar a consideración del docente.
    8. Para prevenir problemas ha de quedar prohibido el uso de los dispositivos para fotografiar a otros alumnos o docentes.
    9. Para el uso de sus propios dispositivos por parte de alumnos, se deberá aceptar mediante la firma de un acuerdo por parte del padre, madre o tutor.
    10. El miembro de la comunidad escolar que incumpla los acuerdos quedará expuesto a sanción determinada en el régimen disciplinario del centro,
    Fotografía de cabecera: exposición del Museo Etnográfico de Pusol, realizada por mi mismo.

    Guía de uso de las redes sociales en el entorno educativo.

    The Use of Social Media in School

    Image source: www.bestmastersineducation.com

    Esta guía de uso puede ser una primera reflexión. En el momento que incorporemos las RRSS en el entorno educativo con cierta naturalidad en el día a día,  esta  guía de uso se modificará de acuerdo al mayor uso que se realice y a las nuevas reflexiones que seguro será necesario realizar. 

     Guía de uso de las redes sociales en el centro educativo.

    • Esta guía de uso será consensuada por el claustro de profesores y necesitará de su aprobación por el claustro y en el consejo escolar. 
    • Cualquier plataforma que se abra para uso del centro escolar aparecerá como autor el centro escolar. No la persona que realiza la apertura en esa red. 
    • En toda publicación debe de aparecer el nombre y apellidos de la persona que realiza el texto, foto o vídeo y la fecha. Y esta persona será la responsable del contenido de su publicación. 
    • Se asignará desde el centro un encargado responsable del mantenimiento y actualización de cada red social.
    •  Ningún miembro de la comunidad subirá ningún dato de información personal  ni propio ni de otro miembro de la comunidad escolar. 
    • Todas las redes sociales del centro serán gestionadas por el responsable del centro para esa red social para subir los contenidos de comunicación oficial. 
    • Siempre se comunicará cualquier amenaza de cualquier tipo que se produzca en la red.
    • Se establecerá un protocolo de intervención ante cualquier amenaza dentro de la Red a algún miembro de la comunidad escolar. 
    • Cada miembro de la comunidad escolar al registrarse en una red social determinará a qué grupo pertenece: alumno, padres, profesores, personal no docente, personas externas al centro. Ya que la coincidencia de datos( nombre y apellido ) no dé lugar a errores o confusiones. 
    • Se dará a conocer al centro escolar cualquier grupo en cualquier perfil que tenga relación con el centro educativo. Simplemente para que el centro conozca su creación y poder seguirlo. 
    • Cualquier persona interesada en el control o administración de alguna red debe comunicarlo al equipo directivo para que este dé acceso. 
    • Se publicará toda la información en red con la mayor rapidez posible, las redes son inmediatez. Se especificará el tono de uso de cada red : formal, informal, serio…. y se mantendrá adecuado a cada red. Pero siempre en tono amable y cordial. 
    • Se cuidará la ortografía y la redacción de la información que se publique. 
    • El administrador tendrá que encargarse de los comentarios y responder a ellos y lo más rápido posible. Tanto si son educados o no los comentarios que se realicen. El centro escolar siempre responderá con educación y respeto a cualquier tipo de comentarios. Siempre se responderá a los comentarios como colegio. Independientemente de quien sea el administrador . 
    • Se trabajará la netiqueta en todos los niveles educativos. 
    • Se informará a todos los miembros de la comunidad escolar cada vez que se abra una nueva red.
    • Enlazaremos cada grupo o red a la página principal del centro. 
    • Se recomienda publicar de forma continua pero no excesiva.
    •  Todas las imágenes que se publiquen deben ser propias y / o indicar los autores de las mismas.  

    Teléfonos móviles. 

    • Se utilizarán siempre que se dé permiso para ello. 
    • Se tendrá en cuenta , si se usa como recurso, la diferencia entre los dispositivos de los distintos alumnos. 
    • No se utilizarán cuando se requiera que el alumno esté realizando una tarea en la que se considera inadecuado su uso y nunca se atenderá al teléfono antes que a una intervención personal dentro del aula tanto con profesores como con compañeros. 
    • El uso teléfono móvil en el aula sólo es de ámbito escolar y no personal . 
    • Sólo se podrá chatear con personas ajenas al centro si estas participan en un proyecto colaborativo de trabajo. 
    • Sólo se podrá subir información o fotos de los momentos de trabajo con permiso expreso del adulto que dirige la actividad. 
    • Se pedirá permiso antes de fotografiar o grabar. 

    Lo importante es comenzar con unas ideas claras de uso. Y postereiormente ir añadiendo o quitando.

    Decalogo del uso de las Redes en mi Centro Educativo

    Éste Decálogo pretende ofreceros consejos útiles extraídos de la experiencia y el sentido común para utilizar las TIC y las Redes Sociales, de la forma más apropiada, lógica, útil y segura. Pretenden ser una guía básica y eficaz que ayude en su vida diaria a padres, hijos, profesores y a todo aquél que utilice un ordenador, Internet o los recursos y herramientas existentes en la Red.
     
    Pero, ¿por qué de éste Decálogo?
     
    Las TIC pueden ser utilizadas tanto como herramientas para la búsqueda, consulta y elaboración de información como para relacionarse y comunicarse con otras personas. Es decir, debemos propiciar que el alumnado desarrolle con las TIC tareas tanto de naturaleza intelectual como social, potenciando las buenas prácticas.
    1. Uso Educativo de las TIC

    El Centro Educativo debe promover el uso de las nuevas tecnologías y de los recursos didácticos que ofrece internet para favorecer el aprendizaje del alumnado, contribuyendo al acceso a la educación, a la enseñanza y aprendizaje de calidad y al desarrollo profesional de los docentes.

    2. Colaboración con las familias

    Se potenciará la colaboración de padres, madres y tutores legales en el proceso educativo del alumnado, promoviendo políticas de información, asesoramiento y orientación para acercar la vida escolar a la vida familiar.

    3. El Centro Educativo en la RED

    El Centro Educativo promoverá su imagen general en las Redes Sociales, siempre teniendo en cuenta la protección de datos y la confidencialidad de las personas. Se solicitará a las familias los correspondientes permisos para poder incluir imágenes de actividades del alumnado.

    4. Uso de teléfono móviles y otros dispositivos

    No se podrá usar el teléfono móvil ni cualquier otra tecnología de la comunicación en horario y espacio escolar, salvo en el aula y con el permiso expreso del profesor/a para la realización de alguna actividad específica.

    5. Protección de datos

    Todo alumno o alumna evitará subir imágenes personales o mensajes con información personal a cualquier red social o de información sin el permiso expreso de la persona implicada y si es menor de edad, con el permiso de su madre, padre o tutor legal.

    6. Respeto y Cuidado de uno mismo y de los demás

    El alumnado evitará las páginas de uso violento, racista y obsceno, y todas aquellas donde se pida dinero. Se tratará a las personas con respeto.

    7. Cuidar los datos personales

    El alumnado evitará dar contraseñas a otras personas, ni siquiera a los amigos/as. No se darán datos personales en las actividades por Internet. El alumnado solo se registrará en aquellas redes sociales, foros, chats, que sean adecuadas para sus edad y tras haber consultado a sus padres, madres o tutores legales.

    8. Uso de Internet de forma responsable

    El empleo de las TIC debe facilitar el proceso de enseñanza y aprendizaje, así como colaborador de nuestro trabajo. Enseñemos a nuestros alumnos/as a utilizar Internet de forma responsable.

    9. Compartir experiencias

    Animar a los padres, madres, tutores legales y alumnos/as a navegar juntos por Internet, a compartir experiencias.

    10. Una buena práctica es aquella que proporciona buenos aprendizajes.

    Las TIC, son recursos, medios tecnológicos que al servicio del proceso enseñanza – aprendizaje contribuyen a enriquecerlo siempre y cuando seamos capaces de utilizarlas adecuadamente.

    Decálogo sobre el buen uso de la Red y redes sociales en un centro educativo.

    1. La Red y la redes sociales se entenderán como instrumentos para favorecer la comunicación y la convivencia del Centro.

    2. Los alumnos deberán respetar las Normas del Plan de Convivencia del Centro, el Reglamento de Régimen Interior y este Decálogo en el uso de la Red y las redes sociales del Centro.

    3. Los alumnos tienen el deber de respetar a los demás miembros de la Comunidad Educativa, su libertad y su intimidad.

    4. Los alumnos deberán respetar la libertad de conciencia y de expresión de todos los miembros de la Comunidad Educativa.

    5. Los alumnos tienen derecho a participar en la web o redes sociales del Centro en los términos previstos en este Decálogo.

    6. Los alumnos tienen derecho al respeto de sus derechos y libertades fundamentales.

    7. Los alumnos tienen derecho a que se respete su identidad, integridad y dignidad personales.
    8. Cada alumno es responsable de sus comentarios ante el Equipo Directivo y la Comisión de Convivencia del Centro.
    9. El Centro, en el ejercicio de su autonomía, velará por el cumplimiento de los derechos y deberes de los alumnos, eliminando los comentarios que considere oportunos.
    10. El Centro informará a las autoridades de cualquier delito que supere los límites legales del Centro y comunicará cualquier irregularidad que vulnere la seguridad de los internautas.

    Buenas prácticas en el uso de la red y las RRSS en nuestro centro

    El curso “Educación conectada en tiempos de redes”, del INTEF va llegando a su fin. El último bloque nos propone diseñar un plan de comunicación externo para nuestro centro. Una de las últimas tareas consiste en redactar una guía de buenas prácticas del uso de la red y las redes sociales en nuestro centro educativo. Y allá voy. He redactado un decálogo. No sé si quizás, con tanto ampliar mi PLE, me estoy volviendo más creyente en esto de llevar las tecnologías y tambíén los dispositivos al aula, pero quiero pensar que podría funcionar!

    Decálogo de buenas prácticas en nuestro “IES digital”, entendiendo por esta denominación todos los canales digitales (web oficial; cuentas Facebook, Twitter, Pinterest, Edmodo; blogs…) de comunicación e interacción del centro.

    1.      Todos nuestros canales de comunicación digital, así como el propio centro, son una zona de respeto absoluto. No se permitirán las descalificaciones. Ambos son un espacio de comunicación y convivencia. Todas las intervenciones se realizarán dando a conocer nuestro perfil completo.

    2.      Todos los miembros del entorno educativo (entorno social, padres/ madres/ tutores legales/ familias, profesorado y alumnado) quedan invitados a nuestro “IES digital”. Todos somos parte del  mismo.

    3.      Todos los padres/madres/tutores legales firmarán el documento de autorización (adjuntado a la matrícula), que permitirá la publicación de imágenes del alumnado en nuestro “IES digital”.

    4.      Política BYOD: Dado que entendemos que los dispositivos electrónicos deben ser una herramienta más en el proceso de enseñanza/ aprendizaje, nos sumamos a la política BYOD (“Bring your own device”= “Trae tu propio dispositivo”). Sin embargo, el alumnado utilizará sus dispositivos electrónicos (móviles, tablets) en aquellas clases que lo permitan y en el momento en que los profesores lo indiquen. Asimismo, su uso queda prohibido entre clases y en los pasillos (“Device-free areas”). Se podrán utilizar, con un propósito académico en el patio, biblioteca y cafetería (“Device-friendly areas”), tal y como se indicará con carteles.

    5.      Web del centro: En la web del centro, todos los componentes del entorno educativo podrá participar en los distintos foros temáticos para plantear dudas, dar comunicados, felicitaciones, etc.

    6.      Facebook del centro: Todos los miembros del entorno educativo serán invitados a seguir el Facebook del centro. Podrán encontrar noticias sobre el funcionamiento general del  mismo, actividades, celebraciones, fechas importantes, etc. Asimismo, cada nivel contará con un Grupo de Facebook, donde podrán participar sólo los profesores, familias y alumnos de ese nivel.

    7.      Twitter: Todos los miembros del entorno educativo serán invitados a seguir el Twitter del centro. Igual que en Facebook, daremos a conocer las noticias más importantes de nuestro centro, así como curiosidades, links interesantes, comentarios a noticias de actualidad, etc. De la misma manera, algunos profesores crearán una cuenta Twitter de su asignatura/nivel/clase para complementar el trabajo del aula. 

    8.      Blogs: A través de la web, todos los interesados podrán acceder al blog del centro, en el que encontrarán posts interesantes y ampliaciones a las noticias publicadas en la web. Asimismo, muchos departamentos y profesores cuentan con blogs por asignatura/nivel/clase, de acceso público, pero sobretodo para la interacción con el alumnado (entrega de materiales, etc).

    9.      Otros espacios de nuestro “IES digital”. En la web del centro, tendrán acceso a nuestras cuentas Pinterest, de acceso público y restringido por niveles.

    10.  Tal y como se ha indicado en el punto 1, los comentarios en blogs serán filtrados por un profesor responsable. Los comentarios en otras redes sociales, como Facebook o Twitter, que no cumplan con unas normas de respeto y civismo, serán eliminados de inmediato por el administrador. Asimismo, en caso de haberse realizado por parte de alumnos del centro, conllevarán la sanción oportuna.
    ¿Qué os parece? Admito correcciones y sugerencias! Gracias! 🙂
    No olvidéis dejar bien claro qué “devices” se pueden traer al insti. A veces, los profes somos los más “desfasados”! 😉