Archivo de la categoría comunicación interna

Uso de Internet y las redes sociales en nuestro Centro Educativo

El uso de internet y las redes sociales en un centro educativo es fundamental en el aprendizaje, pero debe estar bien regulado para que sea efectivo. Esta herramienta de trabajo tiene también factores, que de no ser controlados adecuadamente, pueden ser negativos para toda la comunidad educativa.
Debemos marcar una serie de puntos importantes a la hora de establecer las pautas de uso en los centros educativos:
  •  Será obligación del centro crear un plan de actividades y normas de uso para garantizar el correcto funcionamiento de la red.
  •  El coordinador TIC será el encargado de velar que la red y los equipos del centro funcionen correctamente.
  •   Elaboración de una serie de normas para el uso de la red y las redes sociales.

Normas para el buen uso de la red y las Redes Sociales.

  •      Informar a toda la comunidad educativa de los pros y contras del uso de las redes sociales y la normativa legal en cuanto a su uso por menores de edad.
  •     Instalar en los ordenadores programas específicos que impidan la instalación o modificación de programas sin la autorización de un profesor o persona responsable.
  •      Prohibir el uso de las redes sociales con fines de ocio, particulares o que no tengan que ver temas educativos.
  •      Uso de filtros para impedir que los alumnos entren el web no aptas para menores.
  •       No se permitirá la descarga de archivos para uso personal como pueden ser videos, música, etc. que estén reguladas por licencias de copyright.
  •     Está prohibido la grabación de imágenes o sonido sin la autorización expresa de un profesor o responsable.
  •     El alumnado podrá traer al centro sus dispositivos móviles (tablets, ordenadores portátiles… ) siempre que su uso sea exclusivamente con fines educativos.
  •     El centro no se hace responsable de las posibles roturas, pérdidas o robos de estos dispositivos móviles.
  •      La difusión de vídeos, fotos o documentos sonoros realizados dentro del centro educativo deben ser autorizados expresamente por el equipo directivo y en el caso que aparezcan menores, deben ser autorizados por sus padres o tutores.
Imagen: Fundación Telefónica

Uso responsable de los recursos digitales

 Propósito de estas normas

A.      Definir qué es Uso Responsable de los recursos digitales dentro de la escuela. Se entiende que tanto alumnos como padres y profesores tendrán acceso a la plataforma de trabajo del centro educativo y a sus herramientas, por ejemplo el correo electrónico.
B.      Estas normas serán aplicables a los dispositivos móviles (BYOD) que los alumnos y el personal docente usen en el centro escolar.

Aplicación

C.      Estas normas son de aplicación para personal docente, personal no docente, alumnos, padres y toda persona que participe en alguna actividad en el centro escolar.

AttributionNo Derivative WorksSome rights reserved by ePublicist
Todos los usuarios son responsables de:
1.       Acceder recursos a los que han sido autorizados

2.       No acceder recursos para terceros cuando no haya autorización

3.       Asegurarse que las contraseñas se mantienen seguras y no se comparten

4.       Mantener una actitud de seguridad respecto a la privacidad propia y de los demás

5.       Asegurarse que el uso privado no interfiere con la realización de las tareas encomendadas

6.       Asegurarse que no se accede, almacena o distribuye material inapropiado

7.       Asegurarse que no se borra evidencia de la realización de actividades no apropiadas

8.       No realizar hacking o actividades ilegales

9.       El uso de los dispositivos móviles (BYOD) por parte del alumnado estará sujeto a las normas que establezca el profesor en el aula.

Cuando se use Información Digital todos los usuarios deben:
1.       Usar un comportamiento ético y respetuoso

2.       No usar ni subir a la red información personal sobre el propio usuario o sobre estudiantes, profesores o familiares

3.       Respetar el copyright

4.       Todos los posts y comunicaciones deben seguir un modelo de conducta adecuado.

Consecuencias si no se cumplen las normas.
A.      El no cumplimiento de estas normas puede acarrear:

1.       Pérdida de acceso a la plataforma y correo
2.     Medidas disciplinarias contempladas en el Consejo Escolar para el infractor

Decálogo de Utilización de Dispositivos Móviles

(Imagen por neeravbhatt)


____________________________________________
¿Crees que los dispositivos móviles tienen un gran potencial como herramientas dentro del proceso de enseñanza-aprendizaje?
¿Piensas que, en muchos casos, estos dispositivos distraen a nuestro alumnado dentro de nuestro propio centro?
¿Ves en estos dispositivos una oportunidad para acercar la escuela a nuestros alumnos/as e incrementar su motivación?
¿Cómo podríamos organizar esta situación para aprovecharla en nuestra finalidad educativa?

____________________________________________

El tema de los dispositivos móviles (teléfonos, tablets, ebooks, reproductores de audio,…) aparece cada vez, de forma más frecuente, sobre las mesas de nuestras reuniones, claustros,… Con la prohibición de estos dispositivos estamos dejando de lado unos recursos muy válidos para ser utilizados de diversas formas dentro de nuestras clases: para tareas de ampliación, complementarias, de búsqueda de información,…, para el trabajo colaborativo, creativo,.. Por otro lado, si queremos incluirnos dentro de nuestros procesos de enseñanza-aprendizaje, se hace patente la necesidad de una cierta regulación de su uso, para que no se convierta en un mal-uso… o en un ab-uso.

Desde este blog proponemos un DECÁLOGO de utilización de este tipo de dispositivos que creemos que puede ser de ayuda para muchos/as de vosotros. También lo hemos puesto en formato “comic” por ser un formato mucho más atractivo para nuestro alumnado. Para ello hemos hechado mano de la web: http://stripgenerator.com


DECÁLOGO


1. Para el presente decálogo, entendemos que los dispositivos electrónicos móviles son todos los ordenadores portátiles, netbooks, tablets y iPad, iPod, e-Books, teléfonos móviles, smartphones, iPhones, mp3, mp4, cámaras de fotos y videocámaras.

2. Quedan excluidas de este grupo, y por lo tanto está prohibida su entrada en el centro, todas las consolas, videoconsolas y juegos electrónicos portátiles.

3. Los dispositivos electrónicos móviles no podrán estar encendidos durante el transcurso de las clases, ni en los periodos de descanso, salvo que sean requeridos por algún profesor/a para ser utilizados en alguna actividad educativa.

4. La utilización de los dispositivos móviles en el centro será, exclusivamente, con finalidades educativas.

5. Sólo se podrá capturar material audiovisual dentro del centro (fotos, audio, vídeos,…), cuando sea requerido para alguna actividad educativa, quedando totalmente prohibida su difusión (a través de internet, mensajería instantánea, correo electrónico,…), sin su previa autorización.

6. Los dispositivos deben traer su batería cargada ya que el centro no puede garantizar la posibilidad de conectarlos a la red eléctrica en cualquier momento.

7. El centro ofrecerá una conexión wifi para aquellos dispositivos que puedan conectarse a internet a través de este sistema.

8. Si durante el transcurso de una actividad, algún alumno/a recibe algún mensaje que no tiene que ver con lo tratado en clase, debe comunicarlo inmediatamente al profesor/a que dirige la actividad.

9. El centro no se responsabilizará del robo, extravío ni deterioro de los mismos, siendo los únicos responsables los propietarios directos de estos dispositivos.

10. El personal del centro no se compromete a configurarlos ni arreglarlos.



Carlos Mariño Pego(Coord. TIC Colegio Plurilingüe de Carreira)

Mi primer blog 2013-12-03 22:15:00

Hace no poco, los estudiantes de medio mundo iban a clase cargados de libros, lápices, libretas de tamaños y colores diversos. A mí particulamente me encantaba el olor de los libros nuevos. Este mundo lleno de copistas medievales ha desaparecido ante nuestros ojos a una velocidad de vértigo y en pocos años muchos estudiantes se niegan a copiar, a traer sus pesados libros, ¿Para qué si está todo en internet?.

El mundo cambia sin preguntar.

Los paradigmas cambian tan rápidamente que no da tiempo a cuestionarlos sino más bien somos invadidos y obligados a subirnos al carro a empujones. El uso de tabletas, móviles, portátiles y demás han invadido el aula con una capacidad de adaptación tan rápida que ya no es cuestión de prohibir sino de reglamentar su uso para un aprovechamiento positivo.

Reglas básicas del buen uso.

Ante estas necesidades los centros deberían ponerse las pilas y empezar a pensar que ya no podremos retroceder en el tiempo. Esto es lo que hay. Hay que convivir con ello y sacarle provecho.

Sin embargo sí debe ser necesario proponer unas bases claras de uso y disfrute de los dispositivos para asegurarnos de que el objetivo de educar se cumpla.

Decálogo del buen uso.

Propongo algunas ideas:

1. Los dispositivos estarán bajo control educativo del docente. Su uso deberá ser aceptado por el profesor.
2. Las aplicaciones que se usarán en clase estarán aprobadas por el docente y tendrán un uso exclusivamente educativo.
3. Quedará terminantemente prohibido la publicación de videos, fotos o cualquier material que pueda atentar contra la privacidad de cualquier miembro de la comunidad educativa (estudiantes, profesores o personal del centro).
4. Los dispositivos a utilizar deberán ser aprobados por el docente.
5. Los estudiantes no podrán utilizar las horas de clase para descargar o compartir material ajeno a la actividad docente.
6. El colegio no se hace responsable del mal uso de los dispositivos (caídas, roturas..etc)
7. La responsabilidad de guardar y proteger los archivos personales es del propietario del dispositivo, así como del dispositivo en sí.
8. Los padres deberán aceptar las condiciones que se exponen, haciéndo saber que son conscientes de las mismas.
9. Los estudiantes que no acepten o vulneren cualquier regla de las mencionadas serán sancionados con la prohibición del uso de los dispositivos en clase.
10. Queda terminantemente prohibido utilizar la red eléctrica de la escuela para cargar los dispositivos, que deberán venir cargados de casa.

¿Creéis que son correctas? ¿Añadiríais o quitaríais alguna? Comentarios son bienvenidos.

Comunicación interna

Ya hemos comentado los pasos para realizar nuestro  plan de comunicación externa. Ahora tenemos que pensar en la “comunicación interna” o de “regulación” interna.
 
Cual sería nuestra política sobre el uso de la Red y las redes sociales en nuestro Centro Educativo. Os detallo a mi entender una serie de máximas o puntos principales sobre  comunicación interna y unas líneas sobre el uso de dispositivos móviles en el centro. Lo que se denomina BYOD.  
 
Estas acciones lo que pretenden o nos llevarían a eliminar cualquier posible acción que suponga una agresión a los derechos fundamentales de las personas, como al honor, a la intimidad, a la propia imagen, al secreto de las comunicaciones y a la protección de datos, estableciendo las sanciones oportunas, pero evitando la no prohibición de los dispositivos electrónicos.
 
Como máxima en el centro el punto principal sería:
 
No está permitido el uso de teléfonos móviles, cámaras fotográficas, grabadoras, MP3 y otros aparatos semejantes durante el período lectivo, que incluye clases, actividades complementarias y extraescolares y recreos.  Cuando cualquier profesor o profesora detecte su uso o manipulación, deberá requisarlo y depositarlo en la jefatura de estudios hasta que la madre o padre lo recoja. Si el alumno reincide, no se le devuelve el aparato hasta el final del curso. 
 
 
Podríamos incluir la excepción de poderlos utilizar para actividades lectivas concretas dentro de clase, pero como algo puntual o excepcional
 
En todo caso es necesario diseñar y poner en marcha una campaña educativa que promueva el correcto uso de la tecnología móvil y de Internet, incidiendo especialmente en las cuestiones éticas.
 
Además  introduciríamos en el Plan TIC del centro un apartado relativo a la utilización didáctica de los dispositivos electrónicos móviles, y extender su uso didáctico a través de los diferentes departamentos interesados, poniendo en valor a potencialidad de estas herramientas para la realización de múltiples tareas a través de las aplicaciones instaladas.
 
 
 

Para no caerte, usa bien las Redes.

Las redes sociales pueden ser una herramienta de aprendizajes, desde el punto de vista  educativo, pues nos permiten, compartir documentos (actividades, temario, apuntes,…), comunicarnos de forma rápida, eficaz y simultánea (a través del chat, tutorías entre profesor-alumno y alumnos-alumnos), compartir enlaces de páginas de interés, videos, fotos, archivos,documentos,… que pueden facilitar el aprendizaje de las asignaturas, pero no solamente de forma aisladas, sino de forma inclusiva, pudiéndonos dar la posibilidad de trabajar a través de proyectos, partiendo de los intereses del alumnado. Pero ello no es todo, pues se pueden crear grupos de contactos entre otros colegios, creando así una red de redes, con la que se puede trabajar de forma simultánea y hacer que el aprendizaje sea más enriquecedor.
Es por ello, por lo que desde la educación deberíamos apostar por un aprendizaje en red, pero nunca sin perder de vista la relación docente-discente, así como no olvidar la necesidad de formar para un buen uso de la herramienta.


Para ello el uso de las redes en educación:

  • Siempre han de estar tutorizadas y supervisadas por el adulto.
  • Deben favorecer la apertura hacia la sociabilidad y la participación en grupos.
  • Deben servir de apoyo a la docencia.
  • Se deben proteger los datos de los usuarios.
  • Es necesario formar en su buen uso, tanto a los docentes como a los discentes.
Y si las usas solo en casa, hay que seguir una serie de reglas para que no nos den un susto en el futuro.

  • Primero: teniendo cuidado con la información que ofreces y muestras en el perfil
  • Segundo: usar tu nombre no es la mejor idea, así que pon un alias o búscate un nombre diferente.
  • Tercero: no digas qué haces y dónde estás en cada momento.
  • Cuarto: hay que ser responsable con lo que escribimos, lo puede leer cualquier persona y puede ofenderse.
  • Quinto: Acepta a los amigos que son amigos en la vida real, es decir, solo a los que conoces.
  • Sexto: Ajusta la configuración de privacidad.
  • Séptimo: Cuidado con los comentarios, fotos y vídeos que subes a tu perfil, lo que hoy puede parecer gracioso, mañana puede que no lo sea.
Por otro lado vamos a señalar el decálogo para conseguir una política BYOD segura:


Antes de nada vamos a ver que es BYOD: En sí, es llevar a la empresa tus propios dispositivos, es decir, lo que tenemos en casa, lo llevamos al trabajo, pero esto lo explica mejor Wikipedia es su entra BYOD, donde dice lo siguiente: 

“Bring your Own Device (BYOD), en castellano “trae tu propio dispositivo”, es una política empresarial donde los empleados llevan sus propios dispositivos a su lugar de trabajo para tener acceso a recursos de la empresa tales como correos electrónicos, bases de datos y archivos en servidores así como datos y aplicaciones personales. También se le conoce como “Bring your own technology” o trae tu propia tecnología en castellano, ya que de esta manera se expresa un fenómeno mucho más amplio ya que no sólo cubre al equipo sino que también cubre al software.”

Lo que aparentemente tiene una buena cara, un buen proyecto o una idea interesante, como es en resumidas cuentas: llevar tu móvil o tu tablet al trabajo. 
Esto se puede convertir en un serio peligro para todos, para empresarios: falta de seguridad, pérdida de información,… y para el trabajador: facilidad de descentrarse, usar software propio, apps lúdicas,…
Para ello, las empresas están dando fuerte en el control del BYOD, y qué mejor que hacer un decálogo o hacer las “tablet´s” de Moises sobre BYOD.


Decálogo para conseguir una política BYOD segura. Según la web “Muy Seguridad”

  1. Revise sus políticas de seguridad actuales para aplicaciones web (CRM, correo electrónico, portales), VPN y acceso remoto. La mayoría aplicable a dispositivos móviles.
  2. Determine los dispositivos que está dispuestos a soportar. No todos los dispositivos cumplirán con los requisitos de seguridad. Además, debe inspeccionar físicamente cada dispositivo y asegurarse que no han sido rooteados o con jailbreak.
  3. Establezca expectativas claramente. Puede tener que cambiar radicalmente la mentalidad de la gente corriente.
  4. Escriba políticas claras y concisas para todos los empleados que quieran utilizar su dispositivo personal. Cualquier persona que participe en BYOD defe firmar sus condiciones de uso. Aquellos que optan por no seguir sus políticas no deben utilizar sus dispositivos.
  5. Debe ser obligatorio un número de identificación personal (PIN).
  6. Forzar cifrado de datos. Cualquier aplicación o dato que almacene en el dispositivo debe estar protegido.
  7. Determine qué tipo de aplicación está fuera de los límites. Hay ciento de miles de ellas en las principales plataformas.
  8. Capacite a los empleados para asegurarse de que entienden cómo usar correctamente BYOD. Una vez que haya abrazado el fenómeno, promuévalo.
  9. Busque aplicaciones que incluyan capacidad de auditoría, reporting y gestión centralizada. Muchas aplicaciones actuales no cumplen estos requisitos.
  10. Considere la posibilidad de adquirir software de gestión de dispositivos móvilesque puedan ofrecer aplicaciones seguras como cliente de correo electrónico y navegadores web, o la capacidad de borrado remoto.

Comunicación interna y políticas BYOD en los centros educativos

En mi anterior artículo mencioné de pasada las siglas BYOD (Bring your own device, es decir, “Trae tu propio dispositivo”). Se trata de una nueva tendencia educativa hecha posible por la mejora de la conectividad en los centros escolares gracias a las redes wifi e incentivada por las grandes multinacionales de la Informática como Microsoft, por evidente interés comercial:

Las ventajas de esta nueva forma de trabajar en el aula con nuestros alumnos son evidentes. En el artículo The future of Education: BYOD in the classroom, el analista Tim Panagos enuncia argumentos de peso a su favor: “En esta década, no es menos importante enseñar a los niños a usar sus otros “cerebros” tecnológicos que enseñarles a usar sus propios cerebros físicos. […] El lenguaje escrito permitió a los seres humanos capturar y almacenar el conocimiento: extender el conocimiento más allá de sus límites naturales en el tiempo y el espacio. Y el conocimiento es poder. Hoy sería impensable no enseñar a los niños a leer y escribir para expandir sus horizontes más allá de la palabra hablada. Al final de esta década se considerará impensable privar a los niños de sus herramientas tecnológicas por las mismas razones que aplicamos a la lectoescritura.”
Por otra parte, el blog de ScolarTIC: la red social para docentes señala en un artículo de enero de 2013 las políticas BYOD como una de las 10 tendencias educativas emergentes, aunque subraya la principal debilidad de esta iniciativa: ¿Qué ocurre con las familias que no pueden costearse un smartphone, tablet o portátil para cada uno de sus hijos en edad escolar? ¿No surgirán situaciones de agravio en el aula?  ¿En qué medida podrían los centros escolares o las administraciones educativas paliar las diferencias socio-económicas?

Las dificultades no son pocas, pero el sistema educativo tiene que optar por subirse a la ola de los cambios tecnológicos o ahogarse nadando contracorriente.
Suponiendo que pudiéramos superar estos obstáculos, llegaríamos a la necesidad de regular el uso interno de dispositivos y redes. El primer “mandamiento” debe asumirse por todo el claustro: todo docente del siglo XXI debe tener identidad digital propia, formarse en TIC y disponer de una cuenta de correo electrónico operativa donde recibir comunicaciones internas. Respecto al alumnado, la regulación BYOD que propongo parte de la normativa, coherente y razonable, puesta en marcha por el colegio privado argentino Belgrano Day School: un decálogo, guía de uso para el alumnado; y un compromiso firmado por familias y alumnos que exime de responsabilidad al centro en caso de rotura, hurto o problemas de mantenimiento de los dispositivos y que respalda la política BYOD del centro.
Para finalizar resumo el decálogo:

  1. El uso de dispositivos personales durante las horas de clase se realizará por indicación del profesorado.
  2. El principal propósito del uso de dispositivos personales en el centro es educativo.
  3. El uso de un dispositivo personal no debe ser de ninguna manera motivo de falta de atención, ni de interrupción de las clases.
  4. El uso de dispositivos personales forma parte del Reglamento de Régimen Interior del centro.
  5. El alumno no podrá sacar ni hacer circular fotos, vídeos o ningún otro archivo de otros alumnos o de miembros del personal docente o no docente, ni subirlos a Internet ni publicarlos o difundirlos por medio alguno.
  6. El alumnado comunicará a sus profesores cualquier uso inapropiado que observe o que padezca a través de dispositivos digitales (ciberbullying, sexting, grooming, suplantación de identidad…).
  7. El profesorado no es responsable de solucionar los fallos técnicos que se produzcan en los dispositivos digitales personales.
  8. El centro sólo se compromete a proveer al alumnado acceso a Internet. Los alumnos guardarán sus actividades en memoria flash o pendrive, en adjuntos de correo electrónico o en la nube (por ejemplo, Google Drive).
  9. El alumnado comunicará inmediatamente a sus profesores cualquier caso de hurto o daños en su dispositivo personal.
  10. No se permiten dispositivos exclusivos para juegos.

Actividad 3.4

Antes de exponer la miniguía sobre la política de uso de la Red y las redes sociales en el centro educativo, indicar que:
  • según las normas que rigen el mismo, está prohibido traer dispositivos electrónicos al instituto (del tipo cámaras de fotos, móviles y reproductores mp3). Es lo contrario al término BYOD. Esta norma está pensada para evitar el hecho de que se graben a personas (alumnado, profesorado) sin su consentimiento para luego subirlo a la nube. Si se detecta a alguien con alguno de estos aparatos, se le requisa y, si es menor de edad, deberá venir su padre o madre o tutor a recogerlo.
  • Sería interesante formar un grupo de trabajo en el centro para elaborar la política de uso de la Red y las RRSS.
  • Nuestro centro dispone de cortafuegos y de filtro de contenidos para evitar el acceso a lugares inapropiados desde un instituto de Educación Secundaria.
La normativa básica sobre el uso de la Red y las RRSS viene a continuación:
  • Todos los comentarios (en blogs, etc.) serán moderados.
  • No se abusará del tiempo dedicado a la Red.
  • No se expondrá en público información confidencial (para ello se usarán otros medios, como el sms o el correo electrónico).
  • Se verificará el copyright del material subido a la Red.
  • Se mantendrá respeto en el acceso a la Red y las RRSS, para salvaguardar la reputación online. Para ello habrá disponible una serie de normas de netiqueta.
  • Se requerirá autorización para publicar en nombre de un departamento o del equipo directivo.
  • Se respetará la privacidad del prójimo.
  • La compartición o publicación de fotografías y vídeos tendrá asignado un cauce reglamentario. Se pixelarán fotos o vídeos donde aparezcan personas que no han dado su consentimiento al matricularse para que se difunda su imagen.
  • Se publicará el manual del uso de la Red y las RRSS.

DECÁLOGO SOBRE NUEVAS TECNOLOGÍAS Y REDES SOCIALES EN NUESTRO CENTRO EDUCATIVO

Hoy día se hace indispensable incorporar las nuevas tecnologías a los centros educativos  en los procesos de aprendizaje y como vehículo de información y comunicación entre toda la comunidad educativa.

1. Cuidaremos nuestra identidad digital y la de los demás miembros de la comunidad educativa

2. Aprenderemos  a utilizar las nuevas tecnologías en el aula dándoles un uso profesional y académico pero nunca personal
3. No divulgaremos ningún tipo de datos personales y familiares en la red de ningún miembro de la comunidad educativo

Logo CuidaTuImagenOnline
4. El equipo educativo ayudará a prevenir el acoso e informará y asesorará a los alumnos para evitar este tipo de conductas
5. Los menores de 14 años necesitarán del consentimiento de sus padres o madres para el uso del teléfono móvil
6. Las redes sociales y los teléfonos móviles se utilizarán en el centro educativo sólo con un uso didáctico  no pudiéndose utilizar para otros fines. Su uso estará restringido en las aulas y espacios que determine el equipo directivo y/o docente

7. Las imágenes y vídeos  que se publiquen serán de grupos de aula o actividades grupales. Se solicitará consentimiento por escrito de los padres y madres de los alumnos para la publicación de
este tipo de imágenes. Sólo publicarán fotografías el equipo directivo o los responsables docentes de cada grupo no estando permitido que los alumnos publiquen fotografías o vídeos
8. Las publicaciones en la Web del centro, blog del aula y grupos de Twitter estarán supervisadas  
por los docentes o miembros del equipo directivos designados a tal fin
9. No se podrán realizar  comentarios ofensivos, insultantes o denigrantes  a ningún miembro de la comunidad educativa suponiendo esto una falta grave contraria a las normas del centro educativo
10. Los normas de este decálogo aparecerán publicadas en el Plan de Convivencia del Centro Educativo

Diez consejos para gestionar el uso de las redes en un Centro

A pesar de que está ampliamente aceptado que el uso de la red es beneficioso para el proceso de enseñanza y aprendizaje y la docencia en general, es habitual encontrarse en los Centros con reglamentos muy restrictivos con los dispositivos móviles y el propio uso de redes sociales. Las redes sociales se han instalado en la vida cotidiana (y profesional), incluso entre la comunidad educativa de estos centros con políticas restrictivas (alumnos que se comunican mediante mensajería instantánea, docentes que comparten materiales en la red con otros compañeros, departamentos que organizan su información en la red…), pero si se comete el error de dar la espalda a esta realidad, el uso de las redes carecerá de orden y se utilizarán sin la regulación necesaria para sacarles el máximo partido académico. Para ello, en primer lugar, resulta básico evitar esas políticas restrictivas y promoviendo que los agentes que participan en el proceso educativo puedan usar libremente sus dispositivos (fomentando la política conocida como BYOD). A esta política BYOD se le puede añadir el uso de herramientas en la nube, que facilitan el trabajo colaborativo y pueden conformar un verdadero PLE para el aula o incluso para todo el Centro. Pero no hay que ser ingenuos y, paralelamente al fomento del uso de dispositivos y redes, se debe regular su uso para evitar problemas. Para ello, desde el centro se puede actuar con acciones tales como las que propongo en los siguientes consejos:

  1. Aunque desde el centro se fomentarán acciones para mantener los dispositivos con seguridad, el usuario será el único responsable de la pérdida o deterioro de su termnial.
  2. Los usuarios se comprometerán a hacer un uso exclusivamente educativo de los dispositivos.
  3. Se dejará claro, mediante un listado, qué tipos de dispositivos estarán permitidos en el centro y cuáles no, prohibiendo los terminales de juegos.
  4. La red del centro establecerá unas limitaciones y filtros a páginas no consideradas adecuadas. Estas limitaciones se establecerán por un equipo formado por docentes y alumnos.
  5. Es recomendable crear un panel de control en la nube (con alguna herramienta de marcadores sociales tipo Symbaloo) para utilización de los usuarios que vendría a conformar el PLE del Centro.
  6. A parte del mero uso de los dispositivos, se debe capacitar a los usuarios fomentando la formación en un uso responsable de las redes en el Centro.
  7. Durante las horas de clase, el uso de los dispositivos ha de quedar a consideración del docente.
  8. Para prevenir problemas ha de quedar prohibido el uso de los dispositivos para fotografiar a otros alumnos o docentes.
  9. Para el uso de sus propios dispositivos por parte de alumnos, se deberá aceptar mediante la firma de un acuerdo por parte del padre, madre o tutor.
  10. El miembro de la comunidad escolar que incumpla los acuerdos quedará expuesto a sanción determinada en el régimen disciplinario del centro,
Fotografía de cabecera: exposición del Museo Etnográfico de Pusol, realizada por mi mismo.