Archivo de la categoría música

Contenidos didácticos musicales.

Mis páginas favoritas de música.

 Estas páginas estas llenas de actividades y artículos didácticos para la clase de música en primaria. Cosas que hace la clase más entretenida, interesante y provechosa para los alumnos, aprender jugando. Las recomiendo a todos los interesados en esta materia.

Sviatoslav Richter: Reflexiones

Hace unos días tuve la suerte de ver y poder copiar el programa de mano de un concierto que ofreció, nada más y nada menos que Sviatoslav Richter, el 17 de febrero de 1990 en el Hotel Don Carlos de Marbella.
Lo primero que llama la atención al ver el programa es que dedica más del doble de espacio a justificarse que a exponer su currículum. Aquí lo tenéis, merece la pena leerlo:
SVIATOSLAV RICHTER
Nacido en Jitomir (Ucrania), aunque de origen alemán, éste gran pianista es hijo de un compositor y profesor del conservatorio de Odessa, ciudad donde transcurrió su infancia y adolescencia.
A los 15 años ingresa en el Teatro de la Ópera de Odessa  trabajando primero como pianista acompañante y siendo nombrado poco después director ayudante sustituto.
En 1937 se traslada a Moscú, inscribiéndose en el Conservatorio de esta ciudad como alumno del célebre pianista Heinrich Neuhauss, al que siempre llamará su “segundo padre musical”.
En 1940 su carrera como concertista se inicia de modo fulgurante con el estreno mundial de la Sonata nº 6 de Prokofiev, que el compositor acababa de sacar a la luz. Años más tarde, el mismo Prokofiev le dedicaría su Sonata nº 9.
A partir de esa fecha, su carrera ha sido una ininterrumpida serie de éxitos por todo el mundo y la amplitud de su repertorio es la mejor muestra del profundo interés y la curiosidad insaciable del Maestro por todo cuanto esté relacionado con la Cultura y el Arte en cualquiera de sus expresiones.
¿POR QUÉ NUNCA TOCO SIN PARTITURA?
Desgraciadamente tardé bastante tiempo en decidirme a tocar con la partitura en mis conciertos, aunque ya había llegado mucho antes al convencimiento de que así debía hacerse.
Es una curiosa paradoja que en épocas pasadas, cuando el repertorio pianístico era mucho más reducido e infinitamente menos complejo, tocar con partitura era la norma; sana costumbre que Liszt desterraría.
Hoy en día, nuestra mente está obligada a ocuparse no solo con la música, sino también con otras mil cosas que la abruman, fatigándola inútilmente.
¡Qué pueril vanidad, cuanto trabajo estéril y agotador requieren esas proezas memorísticas, cuando lo único importante es hacer buena música que llegue al auditorio! Rutina lamentable en la que se complace la falsa gloria y que ya criticaba mi querido maestro Heinrich Neuhaus.
La llamada al orden que supone tener la partitura a nuestra vista previene de esas licencias que se da en llamar “libertad” ó “individualidad” del intérprete y con las que, a la vez, se tiraniza al público y se corrompe la música cuando lo único que son es falta de humildad y de respeto por ambos, música y público.
Desde luego, no resulta fácil el llegar a sentirse totalmente libre cuando se toca con partitura y se necesita tiempo y esfuerzo hasta convertirlo en un hábito espontáneo. De ahí la conveniencia de comenzar a practicarlo lo antes posible.
Mi consejo a los jóvenes pianistas sería: Adoptad éste método sano y natural que os permitirá no abrumaros con la repetición de los mismos programas una y otra vez y que os dará a vosotros la posibilidad de una vida musical mucho más rica y diversa.
¿POR QUÉ TOCO CON TAN POCA LUZ?
No es por mí, ni tampoco por esas misteriosas razones que me atribuyen y que varían según la idea, malévola o halagadora, que de mí quieran hacerse: sencillamente, es por el público. Vivimos en una época de “vouyerismo” y nada hay más funesto para la música. El movimiento más o menos rápido de los dedos, la gesticulación del rostro, no son en absoluto el reflejo de la música sino el del trabajo sobre ella y en ningún caso ayudan a su mayor o mejor comprensión; las ojeadas sobre la sala y los espectadores son obstáculos para la concentración del auditorio cuya imaginación se ve desviada de la música y su intérprete. La Música debe llegarnos siempre pura y directamente.
Con mis mejores deseos y la esperanza de que la oscuridad favorezca el recogimiento, ¡nunca el sueño!.

Educación Musical Temprana

Hemos de entender la música como parte integral en el desarrollo de los niños y niñas.
La meta de la educación musical no debe ser solamente la de crear músicos profesionales, sino también formar seres humanos, con valores como la perseverancia, el afán de superación, y la confianza en sí mismos. La música desarrolla la memoria, la autoestima, la concentración, la coordinación, la socialización y sobre todo la sensibilidad.
La educación músico-instrumental desarrolla el sentido del ritmo, lo que incide en la formación física y motora de los niños y niñas, proporcionándoles un mejor sentido del equilibrio, lateralidad y motricidad. Desarrollar el oído no sólo sirve para el estudio de la música, sino para el resto de su formación intelectual.

El estudio de la música, la disciplina y continuidad que se presupone, así como el esfuerzo en la consecución de una meta, el adiestramiento motriz, el desarrollo del sentido del ritmo además de la educación auditiva, no son aspectos de utilidad estrictamente musical, sino que producen un efecto de transferencia a los demás aspectos intelectuales, sensoriales y motrices. La música le proporciona un aprendizaje del esfuerzo como metáfora de la vida adulta en la que para alcanzar sus metas deberá esforzarse y aprender equivocándose.

Beneficios de la Educación Musical:

  • La formación musical temprana ayuda a desarrollar las áreas del cerebro implicadas en el lenguaje y el razonamiento.
  • Existe una relación de causalidad entre la música y la inteligencia espacial (capacidad de percibir el mundo con precisión y formar imágenes mentales de las cosas). 
  • Los estudiantes de música aprenden a pensar creativamente y a resolver problemas, imaginando diversas soluciones, rechazando las reglas y supuestos obsoletos.
  • Aumento del Coeficiente intelectual. En un estudio publicado en 2004 por la revista Psychological Science y realizado por la Universidad de Toronto sobre varios grupos de niños de 6 años, se encontró un pequeño aumento del C.I. en los niños que recibieron clases semanales de voz y piano. Sorprendentemente, los niños que recibieron estas clases de música durante todo el año escolar promediaban tres puntos de coeficiente intelectual más que los otros grupos al final del curso.
  • A través del estudio del instrumento, los estudiantes aprenden que la constancia,  la perseverancia y el esfuerzo en el trabajo diario siempre se ve recompensado.
  • El estudio de la música mejora la habilidad de trabajar en equipo y la disciplina. 
  • La música proporciona a los niños un medio de auto-expresión, a la vez que mejora la autoestima que es un subproducto de esa auto-expresión.
  • Las actuaciones musicales en público enseñan a los jóvenes a vencer el miedo y a asumir riesgos. Un poco de ansiedad es algo bueno, y algo que van a tener que padecer a menudo en la vida. Lidiar con ella con frecuencia y a edades tempranas provocará menos problemas en el futuro. La asunción de riesgos es esencial para que un niño desarrolle al máximo su potencial.
  • La música contribuye a la salud mental y puede ayudar a prevenir conductas de riesgo como el consumo de drogas en la adolescencia. 

Grigory Sokolov en el Teatro de Los Campos Elíseos (2002)

En 2002, Bruno Monsaingeon, conocido internacionalmente por su película sobre Glenn Gould y el intrigante documental sobre Richter (“El Enigma”), hizo una película de un concierto de piano que Grigory Sokolov ofreció en el Théâtre des Champs-Élysées, en París. Monsaingeon fue capaz de superar la privacidad, las excentricidades y las reservas de Sokolov y pudo rodar su película el 4 de noviembre de 2002. Las condiciones de Sokolov fueron muy simples, que se hiciera en vivo, sin repeticiones y sin nada que atentara contra su concentración. Esto significaba evitar la presencia perceptible de micrófonos, luces y cámaras.
Monsaingeon considera a Sokolov como uno de los más grandes pianístas de la historía, junto a Michelangeli, Gould y Richter, y, además, el pianista vivo más grande

Grigory Sokolov captó la atención internacional cuando en 1966 el jurado del Concurso Internacional Tchaikovski de Moscú, presidido por Emil Gilels, le concedió por unanimidad la Medalla de Oro. Al parecer, la decisión resultó ser una sorpresa: “el pequeño Grisha Sokolov de tan solo dieciséis años había resultado ganador en aquella competición y, sin embargo, nadie lo tomó en serio en aquella época.”
A pesar del prestigio internacional obtenido tras ganar el Concurso, la carrera internacional de Sokolov no despegaría hasta finales de los 80′.

Aquí tenéis la película de Monsaingeon. Disfrutad de dos horas magníficas.

Repertorio del Concierto:

Beethoven: Sonata nº 9 en Mi M, Op. 14, nº 1
Beethoven: Sonata nº 10 en Sol M, Op. 14 nº 2
Sonata nº 15 en Re M, Op. 28: “Pastoral”
Komitas : Six dances for piano
Prokofiev: Sonata nº 7 en Si bemol M, Op. 83
Chopin: Mazurka en Do sostenido menor, Op. 63, nº 3
Couperin: Le tic-toc-choc or Les maillotins
Couperin: Soeur Monique
Chopin: Mazurka en Fa menor, Op. 68, nº 4
Bach (arr. Alexander Siloti): Preludio en Si menor (after BWV 855a)

Desafortunadamente, el vídeo ha sido ha sido borrado de Youtube. ¡Una lástima!

Proyecto final curso PLE

Opción A
PLE y desarrollo profesional

Fuente imagen

En mi curso del Intef se me pide como proyecto de fin de curso investigar más herramientas que me puedan resultar útiles para mi ámbito profesional, que ya sabéis que es la enseñanza del alemán. Y como hay tantas herramientas que desconozco o de las que tengo referencia únicamente de pasada, me he propuesto centrarme en algunas que se proponen en el enunciado de la tarea final del curso. Son estas:

Ya tenía una cuenta que ma había hecho años en Linkedin, pero durante todo este tiempo no he utilizado esta herramienta. Por lo que entiendo es un sitio web similar a una red social, pero con el objetivo de crear contactos profesionales, y que puede resultar útil para la búsqueda de trabajo. A raíz de este proyecto he vuelto a meterme para ver si le podía sacarle partido para la ampliación de mi PLE, pero personalmente sigo sin sacarle utilidad. Sí que me he dado cuenta de que puedo sacarle un rendimiento para mis clases: una actividad para el alumnado podría ser publicar una búsqueda de empleo en este sitio web. Se aprende un montón de vocabulario rellenando las plantillas que ponen a disposición!
Ya había visto alguna vez de modo casual esta página, pero no la tenía como referencia. Alguna vez intenté bajarme alguna presentación, pero me redirigían a Twitter o Facebook, herramientas que no usaba yo antes,  y entonces me parecía un camelo. Como en este curso mi gran descubrimiento ha sido Twitter, pues he empezado a entender el potencial de Slideshare. Y me he bajado muchas presentaciones para entender conceptos del curso, empezando por el mismo conceto de PLE, que por aquel entonces me parecía algo poco menos que esotérico. Y así se ha convertido Slideshare en una herramienta imprescindible para mi PLE.
Hasta ahora había visto algún vídeo es Vimeo y me había llamado la atención la gran calidad de los vídeos, la pantalla grande y la ausencia de publicidad, pero no me había puesto a reflexionar sobre este portal.  Así que me he abierto una cuenta para ir comprobando las posibilidades. Me llama la atención que está organizado en categorías y que te puedes unir a un grupo, así que me he unido a Vimeo Deutschland para encontrar más fácilmente vídeos en alemán, ya que a diferencia de youtube, no he encontrado la manera de que me aparezca el portal en alemán. Y aquí he encontrado un vídeo simpático sobre las diferencias con youtbe.
Tenía ganas de probar esta herramienta de tanto que se ha mencionado en el curso. Pues bien, me ha parecido magnífica! En esta red social puedes almacenar fácilmente en forma de historias contenidos de otras redes sociales. Presiento que me resultará muy útil tanto para hacer narraciones yo como para mis alumnos. He encontrado aquí un vídeo introductorio que me ha sido útil.
  • Mapas mentales
Después de que muchos compañeros usaran mapas mentales como representación gráfica de su PLE, me había quedado con ganas de probar algún programa para poder diseñarlos. Me he instalado tanto X-mind como Freemind. Vídeos introductorios que me han ayudado son este para X-mind y este para Freemind.  Subjetivamente me parecen los resultados de X-mind más estéticos. También me ha gustado saber que con Bubble.us se pueden crear mapas mentales de manera corporativa. Otra posibilidad podría ser Mindomo. Me doy cuenta de que los mapas mentales son una herramienta magnífica para aprender vocabulario en clases de idiomas.
Con esta aplicación se puede reproducir música via streaming. Para el aprendizaje de idiomas puede ser una herramienta estupenda. Estoy encontrando además muchas canciones interesantes y versiones de canciones que de otra manera no encontraría. Se pueden compartir vía Facebook o Twitter.
Un vídeo que explica bien sus posibilidades es este.

Por medio de este sitio web se pueden compartir documentos.

El curso ha sido tan rico en aportaciones de los compañeros que continuamente se iban comentando en los foros otras herramientas y claro que me he quedado con ganas de probarlas. Sin embargo materialmente me ha sido imposible. Aquí quiero destacar Netvibes (escritorio personal virtual), Dropbox, Dipity (para hacer líneas de tiempo), Mahara (para hacer poftfolios), Prezi (para hacer buenas presentaciones), Goanimate o Pivot Animator (para hacer animaciones) y mi gran asignatura pendiente sigue siendo hacer infografías.

En otro post ya había reflexionado sobre la evolución de mi PLE. Ya sabéis que mi PLE inicial era este. Pues aquí os dejo el resultado de estos intensos 2 meses de trabajo:

¿Ha habido una evolución significativa, no?
(Quizás os sorprenda encontrar en mi PLE herramientas que no he probado todavía- como Netvibes o Dropbox – pero es que estoy segura de que las integraré muy muy pronto).
Bueno, tengo que nombrar también a personas significativas que he integrado en mi PLE. Mi correo electrónico casi ha estado echando humos durante estos 2 meses de tan animada que estaba la “Cafetería”. Se me hace injusto nombrar exprofeso a algún compañero del curso porque he aprendido de todos a través de sus comentarios en los foros. Lo que sí tengo claro es que me gustaría destacar el nombre de mi tutor David Álvarez, tanto por su profesionalidad y simpatía como por la tranquilidad que significaba saber que siempre estaba ahí para ayudar. Su blog seguirá siendo, sin duda, una gran fuente de inspiración. Gracias, David y hasta la próxima!


Enhanced by Zemanta

El tío Jess y la luz encendida – por Javier Marías

Hacía muchísimos años que no veía al tío Jesús, pero lo he mencionado y tenido algo presente en los últimos tiempos, en la novela que intento escribir ahora. Era él quien se mantenía apartado de la familia. No por enfado ni nada parecido, sino porque, como decía mi madre, su hermana mayor que lo había cuidado de niño (le llevaba diecisiete años), “Jesús es muy descastado, no lo puede remediar”. No es que a nadie le importara gran cosa, era su manera de ser, eso es todo.
Su figura me hacía enorme gracia, en cualquier caso, y nunca olvidaré sus favores, siempre le estaré agradecido. Fue él quien me permitió ganar mi primer dinero, encargándonos a mi primo Carlos Franco y a mí la traducción de varios guiones de Drácula y Fu-Manchú, de las películas que en los años setenta rodó con esos personajes para el productor inglés Harry Alan Towers. En una de ellas, del maléfico chino creado por Sax Rohmer, mi primo Ricardo Franco y yo incluso hicimos de extras: nos obligó a bajar, descalzos y a la carrera, una ladera pedregosa, hasta el borde de un lago o pantano, y quizá a alguna otra nadería peligrosa. No se nos puede reconocer, ya que llevábamos capuchas negras, íbamos disfrazados de esbirros chinos, con los pantalones preceptivos. Pude ver brevemente a Christopher Lee y con eso me di por satisfecho. En otros rodajes logré echarles el ojo a Jack Palance, a Herbert Lom y a George Sanders, míticos para mí entonces y ahora.
En otros sitios he contado cómo gracias a él escribí mi primera novela, Los dominios del lobo, en su casa de París que me cedió con generosidad, a mis diecisiete años. También cómo me colaba de niño en su cuarto, cuando iba a casa de mis abuelos —sus padres, con los que aún medio vivía—, los cuales, muy religiosos, no debían de tener ni idea de que Jesús guardaba allí un arsenal de revistas eróticas, algo escaso en tiempos de la dictadura y que a mí me abrieron los ojos como platos. Era muy bromista, muy simpático, muy exagerado y muy fantasma. Como algún otro hermano suyo, sumamente mentiroso. No hace demasiado le leí en una entrevista un embuste que me hizo gracia: “Fíjate si hay gente malvada”, le decía al periodista, “que dicen que he nacido ¡en 1930!”, que era exactamente el año en el que había nacido (él andaba quitándose así como una docena). No le faltaba algo de razón: a veces hay que ser muy malvado para contar la verdad de alguien que intenta ocultarla.
Sus películas primeras son muy apreciables, Gritos en la noche, Rififí en la ciudad, la comedia Tenemos 18 años o el disparate musical Vampiresas 1930. Entre las incontables más que rodó hay de todo, pero no se puede negar que tenía imaginación y desfachatez y osadía. Incluso componía la música en ocasiones, bajos sus queridos pseudónimos. Según mi madre, era muy miedoso y aprensivo, como el personaje que interpretó como actor en la legendaria El extraño viaje, de Fernán Gómez. Cada noche despertaba a media casa con alguna alarma, la más llamativa de las cuales fue cuando una madrugada anunció angustiado a padres y hermanos que le había ocurrido algo mortal de necesidad: “Me he tragado la nuez, me estoy ahogando sin remedio”. Era incapaz de dormir sin una luz encendida y, según me confirmó mi primo Ricardo (que fue ayudante de dirección de bastantes películas suyas en los años setenta) seguía conservando esa manía todavía de adulto. Quizá por eso hizo tantas películas de terror. Confío en que en su última hora la habitación no estuviese a oscuras.

Smart Board 11 en Colegios e Institutos extremeños

Ahora mismo el software que se está utilizando es Smart Board Notebook, versión 10 y 11. El programa está ejecutado online desde los servidores del Gobierno de Extremadura que se encarga de las actualizaciones y mantenimiento del software.

¿Qué recomiendo?

  1. Smart Notebook Express. Herramienta online que te permite practicar.(mejor opción)
  2. Instalar el software de Smart en casa bajo windows o software libre. Recuerda que es un programa de pago.Tiene una demo de 30 días para iniciarse con el programa. (Actualiza tu ordenador, sobre todo, los plugins).
  3. Regístrate en Smart Exchange (es gratuito). Hay multitud de actividades realizadas por docentes que te permite descargarlas a tu ordenador o pen. Solo es abrirla en tu pizarra del colegio, trabajar en ella o editarla para adaptarla a tu nivel educativo.
  4. Si quieres avanzar un poco más, actualiza la galería, Lesson Activity tools y actualizaciones de la Smart.
  5. Las animaciones, flash, videos, música relantizan el programa si no tiene un ordenador con suficientes prestaciones. Tardan en abrirse si tienes poca memoria ram (es decir, ordenadores antiguos).

Ya más adelande iremos viendo otros aspectos a tener en cuenta.

La Naranja Mecánica

Siguiendo la proposición de visionado de nuestra compañera Olaya, inauguro este blog con el siguiente artículo. Buen opening traemos señores y señoras.

 El siguiente artículo pertenece a E. VASCONCELLOS

Referencia: http://www.abc.es/20120814/cultura-libros/abci-origen-naranja-mecanica-201208141311.html

Cincuenta años después de su publicación, la distopía de Anthony Burgess sigue dando lugar a múltiples interpretaciones; el autor se pasó años explicando los porqués de su novela después de que Kubrick le hiciese un «flaco favor» llevándola al cine.

«Publiqué la novela “A Clockwork Orange” en 1962, lapso que debería haber bastado para borrarla de la memoria literaria del mundo. […] De buena gana la repudiaría por diferentes razones, pero eso no está permitido», revelaba Anthony Burgess en 1986, en el prólogo de una reedición de su libro más famoso. «Quod scripsi scripsi, dijo Poncio Pilatos cuando hizo a Jesucristo rey de los judíos. Lo escrito, escritoestá».
Habían pasado quince años desde el estreno de la película de Stanley Kubrick, tiempo que el escritor británico se había pasado dando explicaciones sobre el sentido original de su obra y sus diferencias con la versión cinematográfica. «Me he pasado buena parte de mi vida haciendo declaraciones de intención y frustración de intenciónmientras Kubrick y mi editor de Nueva York gozaban tranquilamente de la recompensa por su mala conducta…», continúa Burgess.

El gran malentendido

¿Editor de Nueva York? ¿Mala conducta? El manuscrito original constaba de 21 capítulos, pero el agente de Burgess en Estados Unidos decidió suprimir el último. «En 1961 necesitaba dinero, aun la miseria que me ofrecían como anticipio, y si la condición para que aceptasen el libro significaba también su truncamiento, que así fuera». A Clockwork Orange salió a la calle sin aquel fragmento, una especie de epílogo en el que el protagonista, ya adulto, se aleja de la violencia «por aburrimiento» y sentía el impulso de hacer algo creativo con su vida.
«La naranja mecánica»: lo que era, lo que fue y lo que casi nadie entendió

ABC
Cartel de la película
Para los estadounidenses, y para los millones de espectadores que «videaron» la adaptación de Kubrick sin haber leído el libro, la historia de Alex terminaba con un «sí, yo ya estaba curado». Para el resto del mundo, donde la obra se publicó sin condiciones, las últimas páginas entonaban una oda al libre albedrío, a la oportunidad de elegir, en fin, lo correcto. «No tiene demasiado sentido escribir una novela a menos que pueda mostrarse la posibilidad de transformación moral de los personajes […]. Pero mi editor de Nueva York veía mi vigésimo primer capítulo como una traición…».
Bergess no era un predicador, ni un moralista. No disimuló su intención de escandalizar a los lectores, y reconoció que, movido por «la cobardía innata del novelista», delegó en personajes imaginarios los pecados que él tuvo la prudencia de no cometer.

La naranja, punto por punto

Volvamos al principio. A la génesis creativa de Alex, a sus drugos, a sus vasos de leche (con algo más) en el bar lácteo Korova, su violencia deliberada y lo que el autor considera más importante, «la elección moral». The New Yorker publicó recientemente un texto escrito por Burgess en 1973 en el que el autor recopilaba todas las cuestiones que se había visto obligado a responder –tanto en América como en Europa– a raíz de la película de Kubrick.
1. La primera de ellas, el título. «La naranja mecánica» procede de una expresión popular cockney (una zona de Londres) que el autor escuchó en un pub de la capital: «As queer as a clockwork orange» (Tan raro como una naranja mecánica). Una expresión y una imagen «tan surrealista como obscenamente real», aseguraba el escritor; una maldad tan extrema que es capaz de «subvertir la naturaleza»y convertir una fruta en un autómata. Cuando unos años más tarde se le ocurrió una idea para una novela de ficción sobre un grupo de delincuentes juveniles, pensó que «La naranja mecánica» era el único título posible.
2. El argumento. Antes de empezar a escribir, Burgess había leído «en alguna parte» que sería una buena idea liquidar el instinto criminal empleando una «terapia de aversión». Un método decondicionamiento conductual que al autor le horrorizaba en la medida en que anulaba la capacidad de elección consciente del individuo:«Mejor ser malvado por decisión propia que bueno por lavado del cerebro», aseguró Burgess. Eso es lo que diferencia al hombre de… una naranja mecánica, es decir, de «un hermoso organismo con color y zumo» sin una gota de voluntad.
El autor se opuso a esta forma de «violencia legitimada» –la agresión social contra la libertad individual lo es– a pesar de haber sufrido él mismo los efectos de la más detestable actividad humana: afinales de la Segunda Guerra Mundial, cuatro soldados estadounidenses violaron a su mujer, que estaba embarazada. Ella perdió el bebé a causa de la paliza recibida, y él no escatimó en escenas sexuales desagradables en el libro.
3. El protagonista: Alex DeLarge (Malcom McDowell). «Le di ese nombre por su naturaleza internacional (no podría existir un chico británico o ruso llamado Chuck o Butch) y por otras connotaciones irónicas», señalaba el autor. En primer lugar, es el diminutivo de Alejandro Magno (Alexander the Great), «aquel que conquistó el mundo», pero con el tiempo fue vencido, quedó impotente y sin palabras.
Alex reúne tres atributos que Burgess consideraba esenciales en el hombre: emplea un lenguaje elocuente y a menudo inventa palabras,ama la belleza (y la encuentra en la música de Beethoven por encima de todo) y es agresivo. Un antihéroe (un ladrón, un violador y un eventual asesino) para el que el camino correcto siempre estuvo abierto, pero decidió obviarlo hasta la edad adulta.
4. El lenguaje nadsat. «Teníamos los bolsillos llenos de dengo, de modo que no había verdadera necesidad de crastar un poco más, detolchocar a algún anciano cheloveco en un callejón, y videarlo nadando en sangre mientras contábamos el botín…». Dengo, tolchocar y cheloveco significa en realidad golpeardinero e individuo.
El autor empleó una versión rusificada del inglés, según sus propias palabras, para amortiguar la violencia de las escenas. Una cortina que oculta lo que de por sí ya era bastante explítico, invitando al lector a participar en un juego de interpretación y ambigüedad. «Convierte el libro en una aventura lingüística», señalaba el escritor, «pero la gente prefiere la película porque el lenguaje los asusta, y con razón».

Escalas de Jazz I – Escalas Modales y Blues

Las escalas son uno de los recursos musicales más importantes. Nos proporcionan conocimientos teóricos acerca de la disposición de las notas en un discurso musical y son una parte esencial en la interpretación, improvisación y composición. 
A continuación os presento algunas de las escalas más utilizadas en el jazz.
  • Escalas Modales
  • Escalas de Blues
  • Escalas Bebop
ESCALAS MODALES 
Provienen de los modos gregorianos y se forman comenzando por cada una de las notas de la escala mayor diatónica, obteniendo así las 7 escalas. 

Jónica

Dórica

Frigia

Lidia

Mixolidia

Eólica

Locria

ESCALAS DE BLUES
La escala de blues, ya sea mayor o menor, es una de las escalas más utilizadas en la música moderna, y por lo general es la primera escala que la mayoría aprendemos cuando nos aventuramos en el mundo de la improvisación y de los solos. Cada escala de blues tiene un sonido propio, pero ambas están estrechamente relacionadas. La principal diferencia entre las dos es cómo y cuándo las usamos.
La escala menor de blues es más versátil que la mayor. La podemos utilizar con cualquier acorde de séptima mayor, séptima de dominante y acordes menores de séptima, así como en todos los acordes de una progresión de Blues. Sin embargo, la escala mayor sólo la podemos utilizar con un acorde cada vez. Por ejemplo, si tenemos un acorde C7, podemos tocar la escala de blues de do mayor, pero cuando el acorde cambia a F7, como en un Blues en C, debemos cambiar a la escala de blues Fa mayor. Como vemos, es un poco más difícil de aplicar a los solos.
Escala mayor de Blues




Escala Menor de Blues

UNIDAD 1 ACTIVIDAD 4

Ambientémonos, pincha en el siguiente enlace musical. 

Recordemos nuestros símbolos: Escudo y bandera

Veamos como nos encontramos de actualidad política. Instituciones Andaluzas: Ejecutivo, Legislativo y Judicial

Elabora un organigrama de la Junta de Andalucía indicando la persona responsable de cada departamento.