Educación para la acción por el clima

La educación es una herramienta clave en la respuesta a la crisis climática global. El profesorado se enfrenta al reto de ayudar a todo el alumnado a desarrollar el conocimiento, las competencias, los valores y las actitudes que le permitirán actuar y emprender acciones individuales y colectivas en relación con el clima.

De julio a diciembre de 2021, la OCDE, la UNESCO y el sindicato Internacional de la Educación (Education International) llevaron a cabo la iniciativa “Educación para la acción climática”. Se recogió la experiencia del profesorado de cara a trabajar con el alumnado en el fomento de su capacidad de acción, así como en ayudarle a actuar y tomar la iniciativa en cuestiones climáticas.

Características de la iniciativa

Los aspectos más destacados de la iniciativa “Educación para la acción climática” son:

  • Fomento de la capacidad de acción del alumnado existe una necesidad de ir más allá del fomento de los conocimientos sobre el clima para promover la concienciación, la capacidad de acción y el empoderamiento del alumnado para la acción climática.
  • Repensar los métodos tradicionales de enseñanza: los docentes coincidieron en que los enfoques activos y centrados en el alumnado son los más eficaces para capacitarles para la acción. Estos enfoques se presentan en diferentes formatos, como es el caso de las pedagogías experienciales, las pedagogías basadas en la investigación, las basadas en el aprendizaje-servicio y las corporales. La naturaleza multidimensional e interdisciplinaria del cambio climático requiere que el alumnado ejercite una serie de habilidades y competencias que son difíciles de desarrollar en una sola asignatura. Por ello, varios/as profesores/as argumentaron que el enfoque más adecuado para fomentar estas competencias y actitudes críticas es el interdisciplinario, ya que podría ayudar a desarrollar una comprensión más completa y matizada del cambio climático.
  • Apoyar y mejorar la educación para la acción climática: el profesorado participante declaró que tenía pocas oportunidades de aprender sobre cuestiones climáticas y pedagogías activas. El papel que pueden desempeñar los equipos directivos de los centros educativos es importante apoyando al profesorado y construyendo una visión compartida para implantar la educación sobre el clima en sus centros. También pueden aumentar las oportunidades para que el profesorado perfeccione y mejore su práctica docente a través del desarrollo profesional y la colaboración.

Figura 1. Las personas jóvenes se preocupan por el cambio climático, pero se sienten incapaces de cambiar las cosas

Porcentaje de estudiantes que están de acuerdo o muy de acuerdo

Fuente: Teaching in Focus 44

Ejemplos de experiencias en educación climática

A continuación, se destacan algunas experiencias interesantes de diferentes profesores/as que participaron en la iniciativa junto a los enlaces a los vídeos de estas:

  • Experiencia de Ana Piñeiro, profesora, España: trabajó la capacitación de su alumnado para la acción climática utilizando pedagogías corporales y basadas en la investigación para desarrollar soluciones al problema de los residuos globales generados por la pandemia. Vídeo: https://bit.ly/GTI_Ana
  • Experiencia de Nita Seng, profesora de matemáticas, Estados Unidos: muestra cómo enseñar sobre el cambio climático y la justicia alimentaria a través de las matemáticas, utilizando fracciones, cocientes y decimales. Vídeo: https://bit.ly/GTI_Nita
  • Experiencia de Benny Koh, profesor y jefe de estudios ambientales, Singapur: tuvo la iniciativa de crear una cultura de la sostenibilidad en su centro y la integró en la infraestructura escolar como una herramienta de educación para la acción climática. Vídeo: https://bit.ly/GTI_Benny

En resumen, la educación para la acción climática exige una respuesta colectiva de todo el profesorado, así como de los equipos directivos de los centros escolares, con independencia de su experiencia en la materia o de los niveles de enseñanza que imparten.

Más información en: Teaching in Focus 44

Créditos fotográficos: Imagen destacada © Pixabay

Información relacionada:

Cofinanciado por el programa Erasmus+ de la UE