Colaboración docente: clave para el éxito en entornos de aprendizaje de especial dificultad

Fuente: https://oecdedutoday.com/teacher-collaboration-challenging-learning-environments/

La crisis del coronavirus (COVID-19) cambió de la noche a la mañana la prevalencia de enfoques tradicionales de enseñanza: con el cierre de aulas y la docencia en remoto, la enseñanza en línea prácticamente se universalizó en muchos países. Esta situación ha obligado al profesorado a adaptar sus metodologías a este nuevo contexto, subrayando aún más si cabe la colaboración entre el profesorado.

La colaboración entre el profesorado se manifiesta en múltiples ámbitos: mediante la interacción entre iguales para intercambiar ideas y recursos, el debate sobre el aprendizaje de los estudiantes y la organización de equipos para la realización de actividades conjuntas dirigidas a la creación de conocimiento. Estos mecanismos permiten al profesorado crear y mejorar su aprendizaje con el objetivo compartido de proporcionar experiencias de aprendizaje de calidad a su alumnado. Además de subrayar el rol educativo de los docentes, la colaboración juega un papel clave en la construcción de relaciones entre equipos docentes para que estos se sientan parte de una comunidad profesional y obtengan satisfacción personal derivada de su trabajo.

La Encuesta Internacional sobre Enseñanza y Aprendizaje de la OCDE (TALIS, por sus siglas en inglés) identifica la colaboración como uno de los cinco pilares que sostienen la profesión docente. A través de encuestas al profesorado sobre la frecuencia y la forma en que colaboran, TALIS ayuda a identificar cómo se desarrolla esta colaboración pedagógica en diferentes partes del mundo y las implicaciones profundas que esta forma de trabajo tiene sobre las prácticas docentes.

La forma de colaboración más habitual entre el profesorado (ver Figura1) se produce mediante intercambios sencillos o la coordinación directa del aprendizaje o apoyo al alumnado. Por ejemplo, el 61 % del profesorado afirma participar en discusiones sobre el seguimiento de los aprendizajes de sus estudiantes al menos una vez al mes y casi la mitad (47 %) manifiesta que intercambia material didáctico con sus compañeros con esta misma frecuencia temporal.

Sin embargo, en ocasiones, algunas de estas actividades colaborativas pueden verse limitadas, por ejemplo, en el caso del profesorado destinado en centros de difícil desempeño o en aquellos que presentan una proporción más alta de alumnado proveniente de hogares desfavorecidos. Uno de los mayores retos para los docentes que trabajan en estos centros escolares es mejorar los niveles más bajos de rendimiento estudiantil que generalmente se observan en los mismos, desafío que podría verse agravado por los efectos de la crisis del coronavirus. TALIS indica que el profesorado en estos centros puede enfrentarse a mayores dificultades asociadas a las relaciones interpersonales en el entorno escolar, debido a que hay menos docentes que afirman poder apoyarse entre ellos si se compara con aquellos destinados en centros con una baja proporción de estudiantes de hogares desfavorecidos. Además, se detecta que una menor proporción de profesorado en contextos escolares desfavorecidos participa habitualmente en el intercambio de materiales didácticos con sus compañeros en al menos siete países y economías que participan en TALIS.

Figura 1. Diferencias en la colaboración de los docentes en diferentes contextos escolares

Fuente: Teaching in Focus N. 34 – OECD, Base de datos TALIS 2018; TIF 34, Tabla 1

Como aspecto positivo, cabe destacar que algunas prácticas colaborativas son más frecuentes entre el profesorado que trabaja en centros escolares desfavorecidos. En al menos 7 países y economías participantes en TALIS, la enseñanza en equipo, la observación y retroalimentación entre docentes, la colaboración en el desarrollo profesional y la participación en actividades conjuntas en diferentes clases y grupos de edad fueron más habituales que en los centros escolares cuya proporción de estudiantes procedentes de hogares desfavorecidos es menor. Estas actividades colaborativas suelen estar estructuradas y pueden ser parte de requisitos sistémicos que motivan la participación del profesorado en las mismas. Estas formas de colaboración pueden ser particularmente beneficiosas para el trabajo de los docentes, ya que requieren un nivel más profundo de interdependencia y coordinación entre el profesorado, facilitando así el intercambio de conocimientos a largo plazo y el aprendizaje entre iguales. De hecho, los sistemas educativos de todo el mundo están poniendo en práctica nuevos programas para apoyar la colaboración del profesorado en un mismo centro o entre centros diversos, especialmente en contextos escolares desfavorecidos.

Los resultados de TALIS subrayan la importancia de la colaboración habitual de los docentes dado que esta se encuentra asociada con el uso de prácticas de enseñanza innovadoras, así como mayores cotas de autoeficacia y satisfacción laboral del profesorado. Sin embargo, la participación habitual en actividades colaborativas entre los docentes corre el riesgo de verse interrumpida durante la crisis del coronavirus, más aún en contextos escolares desfavorecidos. Esto puede tener graves implicaciones en la calidad del aprendizaje a distancia para los estudiantes de centros más desfavorecidos, ya que los docentes pueden perder oportunidades de interactuar con sus colegas y de discutir el progreso de los estudiantes y compartir inquietudes sobre los planes de enseñanza y otros aspectos pedagógicos.

A pesar de estos desafíos, el apoyo e interacción entre los docentes se hacen ahora más necesarios que nunca puesto que actualmente estos se enfrentan al reto añadido del trabajo en un nuevo entorno virtual. Se deben promover y apoyar prácticas colaborativas que satisfagan las necesidades del profesorado en estos tiempos, de modo que los docentes puedan encontrar apoyo pedagógico en el entorno de su comunidad profesional de educadores.

Más información en:

Blog OCDE: https://oecdedutoday.com/teacher-collaboration-challenging-learning-environments/

TIF 34: https://www.educacionyfp.gob.es/inee/publicaciones/publicaciones-periodicas/teaching-in-focus.html

Otros boletines o artículos relacionados: