Entrevista a la docente invitada a la EOI de Valladolid

El martes 21 de marzo llegó Anne. Antes de su viaje, nos habíamos cruzado muchos correos: para presentarnos, para decidir las fechas de su visita, para acordar el programa de actividades e intercambiar ideas sobre nuestras intenciones…

Nuestra invitada es profesora de español en París, y le interesaba observar el desarrollo de nuestra actividad docente y organizativa. Le interesaría, en un futuro, impartir clases de francés para extranjeros, lo cual es cada vez más necesario en Francia.  Por ello, el trabajo de Anne ha consistido en asistir a clases de francés de 7 niveles distintos (de A1, A2, B1, B1+, B2, B2+ y C1) con otros tantos profesores. En ellas, Anne ha participado como profesora y como alumna. Además, ha asistido a e impartido clases de español lengua extranjera.

Anne tuvo la amabilidad de darnos una conferencia en la que hubo numerosos asistentes e interesó mucho a profesores y alumnos. El tema es muy actual y agradecemos enormemente a Anne su entusiasmo en la preparación e impartición.

Hemos incluido a Anne en la vida de nuestro centro: además de las clases, la hemos invitado a un claustro de profesores y a una reunión del departamento de francés, así como a una sesión de estandarización (puesta en común) de correcciones de pruebas de producción de nuestros alumnos.
Nos ha acompañado a una conferencia que tuvo lugar en la Universidad de Valladolid, con ocasión del día de la Francofonía.

Le hemos facilitado unos contactos para que intente hacer un intercambio de alumnos con un IES de Valladolid en el que se imparte el BACHIBAC, igual que en el lycée de Anne.

Hemos entrevistado a Anne Chaumillon

¿Qué esperabas antes de tu viaje a Valladolid?
Me interesaba sobre todo descubrir otro sistema educativo y nuevas prácticas pedagógicas que pueda adaptar luego con mis alumnos. Estuve muy contenta al ver que me habían mandado a una Escuela Oficial de Idiomas porque no existen estructuras parecidas en Francia.

¿Ha correspondido la visita a tus expectativas?
Sí fue muy interesante, tuve la oportunidad de observar las clases de diferentes profesores de francés y de español y quiero agradecerles a todos por abrirme las puertas de sus aulas, compartir sus prácticas conmigo, intercambiar ideas y comparar nuestros sistemas educativos, fue muy instructivo.

¿Qué te ha gustado más de la ciudad? ¿Y de las personas que vivimos en ella?
Aunque ya conocía muy bien Castilla-y-León, debo confesar que nunca había visitado Valladolid y fue un real descubrimiento para mí. Es una ciudad muy bonita y agradable, con muchas cosas que hacer. Me gustó particularmente subir a lo alto de la Torre de la Catedral. La vista es estupenda y las explicaciones de la guía muy interesantes y completas. También me encantó el edificio del Museo Nacional de Esculturas que vale la pena visitar y dar un paseo en el Campo Grande con sus pavos reales.
Aquí la gente es muy acogedora, y aunque algunos me dijeron que “los Pucelanos” tenían la fama de ser muy “secos”, ¡pues yo no lo he notado para nada! Quiero agradecer particularmente a Mónica Bustamante por su entusiasmo en ese proyecto, su disponibilidad, sus consejos y su buen humor. ¡Fue un placer trabajar con ella!

¿Hay algún aspecto –organizativo, docente- que vas a “importar” a tu centro o a tus clases?
Ya tengo muchas ideas y espero poder ponerlas en práctica rápidamente. Primero pienso compartir con mis colegas mi experiencia para poder poner en marcha un verdadero trabajo en equipo. En la EOI hay mucha concertación, nosotros no tenemos en el horario ningún hueco para poder reunirnos y es una pena ya que me parece imprescindible.
Luego regreso a casa con una lista de actividades originales que pienso hacer con mis alumnos para variar el tipo de ejercicios y aportar más dinamismo a las clases (trabajos en grupo, expresión oral…).

El programa de estancias profesionales ¿te parece adecuado? ¿Mejorarías algo?
En una época de replanteamiento de la Unión Europea, estos intercambios profesionales me parecen más importantes que nunca, y más aún para los profesores de idioma. Pienso que cada sistema tiene sus ventajas e inconvenientes y tener la suerte de poder compararles nos permitirá mejorar nuestras prácticas. Me parece una pena que no se puedan hacer más a menudo, incluso creo que debería ser obligado hacerlo como mínimo una vez en su carrera.